×
Aida Sifuentes
Aida Sifuentes
ver +
Es originaria de Sabinas, Coahuila. Egresó de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila y actualmente estudia ingeniería civil en la misma universidad. Colaboró en el Centro Cultural Vito Alessio Robles como correctora de estilo, y se ha desempeñado como periodista cultural. Es ajedrecista profesional y lectora por vocación.

" Comentar Imprimir
24 Junio 2018 03:00:00
Zugzwang político
El clima político de país está al rojo vivo, a una semana de las elecciones presidenciales y parece que tenemos muy pocas posibilidades para encontrar una buena elección.

En ajedrez existe un concepto llamado zugzwang que significa “jugada obligada”, esto significa que el jugador lleva el turno de mover, pero que no importa qué elija, de cualquier forma va a empeorar su posición.

El zugzwang  no es igual que el jaque, porque no es un ataque directo, es sólo una jugada coercitiva que es como el preámbulo a la derrota.

En una partida común pocas veces se llega a una posición de zugzwang, esto suele presentarse en los finales, donde las posibilidades son más reducidas.

Luego del tercer debate presidencial sucedió que “El Bronco empezó a tomar fuerza política y de pronto, entre la risa y el meme, pasó a ser el centro de atención de los votantes indecisos.

Algunos por broma y otros por convicción se manifestaron a través de redes sociales por el candidato independiente, a tal grado que los militantes de los partidos tradicionales no pudieron contener sus ánimos para caer en la misma guerra de desacreditación en contra del norteño.

No es sorprendente que en una sociedad que tiende a viralizarlo todo y tomarse nada en serio, de pronto mostrara su afinidad por el candidato que más gracioso resulta (aunque históricamente pasó lo mismo con Fox y Peña Nieto); lo intrigante es que militantes de AMLO, Anaya y hasta del PRI, invirtieran su tiempo y publicaciones en tratar de “concientizar al pueblo”.

Que si su pasado priista, que si falsificó firmas, que si sus aliados empresarios. En fin, el mismo motivo que tendríamos para no votar por cualquiera de los otros tres
candidatos.

Parece que las elecciones jamás serán guiadas por propuestas firmes y análisis concienzudo, sino por un mero capricho de encontrar al menos peor. Una verdadera lástima.

Queda una semana para reflexionar entre memes, chairos, conservadores y guerra sucia. Pero eso sí no podemos dejar de lado nuestra primera obligación democrática: salir a votar.

Zugzwang. Juega México y pierde.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2