×
hace 2 meses
Doly Mallet

Aclama Met a Camarena

Agencia Reforma

Favorece la crítica al tenor Javier Camarena. Aplauden en NY su participación en aria de 'La hija del regimiento'.

Imprimir
Después de haber recibido una ovación de pie durante dos minutos, tras su aria Ah! mes amis en La hija del regimiento, de Donizetti, que se presenta esta temporada en El Metropolitan Opera House (Met), Javier Camarena cautivó al público y a la crítica.

Durante su primera función el 7 de febrero, y tras la petición de la concurrencia, el tenor originario de Xalapa, Veracruz, ofreció un bis de nueve Do de pecho, que gustó a la comunidad musical. La escena se repitió en sus presentaciones del 15 y 18 de febrero.

José Adán Pérez, barítono sinaloense, que también se ha presentado en la Opera de Nueva York, conoció a Camarena en los concursos nacionales de canto Carlos Morelli, en 2004 en Bellas Artes, y ha sido testigo orgulloso del despegue de su carrera.

"En el 2012 tuve la fortuna de coincidir con Javier en una producción de El barbero de Sevilla en Bellas Artes", recuerda Pérez, quien ahora vive en Manhattan.

"Camarena ha refrendado en cada participación en el Met, su lugar como uno de los más grandes tenores que ha dado el mundo. Su timbre, penetrante, ágil y aterciopelado, llena cualquier rincón de los teatros donde se presenta, y la entrega del público es de esperarse, al abordar su canto con un balance único, entre el respeto a los estilos bel-cantistas y la bravura que su pasión entrega", comentó.

Por su parte, Ken Benson, quien fue vicepresidente de Columbia Artists Management por 25 años y ahora tiene su propia firma, ha tenido la oportunidad de ver el desarrollo de la carrera de Camarena en Nueva York, cuando hizo su debut en 2011:

"Notamos que era un cantante de gran calidad, pero no creo que hubiésemos sabido a dónde iba a llegar. ¡Y ahora está en lo más arriba de su profesión!", confesó.

"Cuando regresó a Nueva York en 2014, empezó la serie de sus grandes éxitos, y con ello, se volvió más confiado y seguro en sus actuaciones.

"Soy muy afortunado de oír a los más grandes cantantes que han aparecido en Nueva York en las últimas décadas. Camarena es especial entre ellos. Casi ningún tenor tiene la belleza de sonido que él emite. Su voz media es igualmente maravillosa que su voz alta. Su coloratura es muy limpia y nunca forzada", dijo.

El crítico musical Francisco Salazar, que escribe para Opera Wire, califica a Camerana como indiscutiblemente uno de los mejores artistas del planeta, debido a su gran presencia escénica, capacidad actoral y su voz.

"Camarena domina su técnica con confianza para tomar riesgos, lo demostró durante el aria Pour me rapprocher de Marie, donde expandió el legato de sus frases casi sin fin. Su voz fue tan intensa y poderosa; el resultado fue impactante, sobre todo por la emoción in crescendo que construyó y que tuvo clímax en el alto Re que sostuvo por un largo tiempo", describió el también crítico del Latin Post.

"Camarena ya es famoso por sus altos Do. Recibe ovaciones de pie y peticiones de encore casi en cada función. A este ritmo, quizás haga bis en cada una de sus participaciones. Su actuación además es enternecedora, realmente un joven sobrecogido por el amor, y a pesar de que La hija del regimiento es comedia, el tenor transmite todo tipo de emociones, desde suaves hasta pasionales", opinó Eric C. Simpson, experto en The Classical Review.

James Jorden, crítico del Observer, asegura que, en los 90, Luciano Pavarotti, que hacía el rol de Tonio, no daba los altos tonos de Do, tan bien logrados ahora por el mexicano.

"Es difícil recordar la última vez que vi un artista tan perfecto en escenario como Javier Camarena. Es impresionante cómo después de haber hecho sus nueve Do de pecho perfectos, los hizo aún mejor en el encore; más brillantes y exuberantes".

Finalmente, Andrés Soto Marín, compositor y arreglista afincado en Nueva York, describió a Camarena como "probablemente el mejor tenor lírico del momento. No sólo posee gran técnica, pero el timbre de su voz es brillante, dulce, y placentero al oído".

La hija del regimiento tendrá sus últimas funciones en Nueva York el 26 de febrero y el 2 de marzo, esta última será proyectada en El Auditorio Nacional en México.