×
hace cerca de 7 días
REFORMA / Redacción

Ataca DiCaprio a cárteles con documental

Agencia Reforma

'Sea of Shadows', producido por Leonardo DiCaprio, evidencia la culpa de cárteles mexicanos en la posible extinción de la vaquita marina.

Imprimir
Leonardo DiCaprio se enfrentó a los cárteles mexicanos con Sea of Shadows, el documental que produjo para National Geographic que habla sobre la posible extinción de la vaquita marina, reportó Variety.

"Para algunos de los muchachos ahí, él es el enemigo estatal número uno en este momento. A los cárteles no les gusta", comentó el productor Wolfgan Knöpfler durante el estreno de la producción en Neuehouse, en Los Ángeles.

"Fue la película más peligrosa en la que he estado involucrado", aseguró el director Richard Ladkani, quien ya había trabajado con DiCaprio para el documental de Netflix The Ivory Game.

El largometraje destaca la situación que viven las especies existentes de vaquitas marinas en el Mar de Cortez de México, en el que se convirtieron en un daño colateral tras un problema de casa furtiva que se vive en la región.

Varios cárteles se han asociado con la mafia china para realizar pesca ilegal de la totoaba, una clase de pez cuya vejiga se cree que tiene cualidades curativas milagrosas, y que se vende en más de 100 mil dólares en el mercado negro de china.

Las vaquitas marinas resulta atrapadas en las redes destinadas para las totoabas, y así como hábitat se ha visto diezmado por la pesca, los especímenes que quedan de la especie se ha reducido a menos de quince.

"(DiCaprio) realmente se preocupa por la vaquita, y fue una de sus ideas hacer una película al respecto porque quería salvar la especie. Abrió muchas puertas con el Gobierno y el Presidente", añadió Ladkani.

"Su nombre adjunto también significa mucho porque la comunicación del problema es muy importante, y lo necesitas para que la gente vea la cinta".

Además de plantearle al espectador la problemática que viven las vaquitas marinas restantes, Sea of Shadows rastreó los esfuerzos de grupos de conservadores, investigadores, periodistas y de la marina mexicana para salvar al espécimen, así como derribar a los que denominan como sindicatos del crimen.

"Esta película será vista por cientos y cientos de personas mexicanas que nunca supieron nada al respecto. Ahora lo sabrán. Hay esperanza dentro del país. Porque ahí es donde realmente tiene que empezar", argumentó la primatóloga Jane Goodall.