×
hace 3 meses
Moisés Ramírez

Cierra Alfa bien… pero no le alcanza

Reforma

Imprimir

Alfa reportó ayer que en el cuarto trimestre del 2017 su flujo operativo subió 5%, sin embargo, para todo el 2017 dicho indicador bajó 13%.

Alfa reportó ayer que en el cuarto trimestre del 2017 generó 568 millones de dólares de flujo operativo (Ebitda), un 5 por ciento más que en el 2016.

Sin embargo, para todo el 2017 dicho indicador sumó 2 mil 18 millones de dólares, 13 por ciento menos (304 millones) que el año previo.

Dicha baja porcentual es la mayor de los últimos seis años y estuvo afectada por la caída del 43 por ciento (285 millones de dólares) que sufrió el flujo de Alpek, su filial de petroquímica, debido a un cargo extraordinario y temporal provocado por su cliente M&G.

Pero, en el resultado trimestral, agregó que pese a la baja del 5 por ciento que sufrió el Ebitda de su filial de autopartes Nemak, el flujo consolidado del grupo subió apoyado también por el buen cierre en flujo que tuvo Alpek por mejores precios y márgenes.

"Nuestras subsidiarias tuvieron un buen desempeño en el trimestre... Sin embargo, Nemak continuó siendo afectado por menor actividad en Norteamérica, el desfase negativo en el precio del aluminio y mayores costos de lanzamiento", expuso Álvaro Fernández Garza, director general de Alfa, en un comunicado.

La baja anual del flujo de Alpek, explicó Alfa, derivó del efecto contable de haber reconocido en su balance 113 millones de dólares en cuenta por cobrar de M&G, monto total del adeudo.

En conferencia de prensa, Ramón Leal, director de finanzas de Alfa, aseguró que de no haberse presentado este evento extraordinario con M&G, el flujo de Alpek hubiera quedado en línea con la última guia de resultados emitida.

"Bajo las reglas de IFRS tuvimos que llevar a resultados (ese efecto contable) que impactó el Ebitda hacia abajo, eso obviamente tiene una afectación no sólo en Alpek sino en el flujo de Alfa y automáticamente el Ebitda se reduce y algunos indicadores, como el apalancamiento de Alpek y Alfa, se incrementan.

"Esperamos que esta situación se normalice en el 2018. Las acciones para reducir el apalancamiento será con una mayor generación de flujo y este evento no recurrente ya no va a existir y obviamente va a mejorar las razones financieras del grupo".

La palanca financiera (deuda neta/Ebitda) de Alfa subió en un año de 2.5 a 3.1 veces y su deuda consolidada aumentó de 5 mil 844 millones a 6 mil 300 millones de dólares, 8 por ciento más.

La compañía detalló que la baja del flujo trimestral de Nemak derivó de la menor actividad del mercado automotriz de Norteamérica y el desfase negativo en el precio del aluminio, entre otras factores.

De los ingresos netos del grupo, Alfa reportó que en los trimestres y de manera anual, estos subieron 11 y 7 por ciento, respectivamente, derivado esto de las mayores ventas que generaron todas sus 5 divisiones de negocios para ambos periodos.

En cuanto al resultado neto, añadió que en el trimestre recortó sus pérdidas a 31 millones de dólares, 28 millones menos que un año atrás, aunque para todo el año reportó una pérdida de 134 millones en contraste a la ganancia de 146 millones que generó en 2016.