×
hace 1 semana
Cristina Hernández

Dejan huella en PGJ feminicidios y narco

Agencia Reforma

Organizaciones apuntaron las fallas de la PGJ capitalina durante el sexenio saliente; los feminicidios y el narco encabezan la lista.

Imprimir
Este sexenio estuvo marcado para la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por los feminicidios, el narcomenudeo y el recrudecimiento de la violencia en la Ciudad: ejecuciones, descabezados, colgados y narcomensajes en distintos puntos.

Para Ana Yeli Pérez, asesora jurídica del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, uno de los casos emblemáticos de la mala actuación de la PGJ fue la investigación por el feminicidio de Lesvy Berlín.

"No es el único caso, pero me parece que todos estos simbolismos que están alrededor del caso de Lesvy lo colocan como un caso paradigmático, que cuestiona y visibiliza todas esas fallas estructurales", comentó.

Agregó que también hubo incapacidad de las autoridades para resolver casos como el de cuatro asesinatos de escorts extranjeras, durante 2016 y 2017.

"No son hechos aislados donde estamos identificando a estas jóvenes, que en algunos casos se han dicho que son escorts y que tienen otras nacionalidades y que ponen en la mesa una hipótesis de investigación que las autoridades capitalinas tendrían que estar considerando en la investigación de feminicidio", abundó.

Por ello, y ante el incremento de la violencia contra las mujeres, desde 2017 solicitaron que se emita la alerta de género en la Ciudad.

Por otro lado, Juan Francisco Torres Landa, consejero de México Unido Contra la Delincuencia, mencionó que uno de los problemas es no pensar a futuro y sólo por sexenio.

Y una de esas fallas fue en la persecución de narcomenudistas y consumidores, en vez de proponer políticas de salud, y negar la existencia del crimen organizado.

"La presencia de delincuencia organizada que sistemáticamente se negaba, pues ya no les quedó de otra más que aceptar que sí es cierto, cuando todos los indicadores nos dejaban ver que sí había delincuencia organizada", afirmó.

A su vez, señaló que hay una fractura entre la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría capitalinas, la cual hace que no funcionen en condiciones óptimas en el sistema penal.

El consejero de México Unido Contra la Delincuencia hizo un llamado a las autoridades a pedir ayuda a las organizaciones civiles.

"Hay que consultar a los expertos, a las organizaciones que han realizado el trabajo, no solamente nosotros, muchas otras organizaciones que hemos venido trabajando durante décadas, diagnosticando, generando el entendimiento de dónde está la solución.

"Los niveles de violencia que estamos viviendo son inaceptables", concluyó el consejero de México Unido Contra la Delincuencia.