×
hace 1 semana
Jesús Guerrero/ Corresponsal

Demandan seguridad en Sierra de Guerrero

Reforma

Habitantes de la Sierra de Guerrero que padecen una creciente violencia provocada por el crimen pidieron al Gobierno garantías de seguridad.

Imprimir
Habitantes de comunidades de la Sierra de Guerrero que padecen una espiral de violencia provocada por grupos de cárteles de la droga exigieron al Gobierno garantías de seguridad.

Ante la inacción de las autoridades, familias de varios poblados se desplazaron hacia otros lugares.

Entrevistado vía telefónica, Teófilo García, vecino de la comunidad de El Carrizal, del municipio de Leonardo Bravo, informó que tras los hechos registrados hace ocho días en la localidad de La Laguna, del municipio de Zumpango de Neri, muchas familias de esa zona se han desplazado.

"Unas se fueron a Chilpancingo, otras a Chichihualco o bien a Cuernavaca, Morelos", expresó.

En el Carrizal se fueron siete familias este fin de semana.

Este miércoles se cumplió una semana de que un comando a bordo de camionetas irrumpió en La Laguna, donde atacaron el cuartel de la Policía Rural estatal, llo que dejó un agente muerto y cinco heridos.

Según los habitantes, las fuerzas de seguridad sólo acuden después de que hay balaceras o enfrentamientos entre las bandas, levantan los cadáveres y se retiran a Chilpancingo.

Teófilo García, de El Carrizal, contó que el día cuando ocurrieron varios ataques las paredes de su vivienda, ubicada a la orilla de la carretera, quedaron con muchos agujeros por los impactos de bala.

Los delincuentes protagonizaron balaceras en las localidades de Puentecillas, El Ranchito y El Carrizal.

En esos poblados la gente se desplazó a otros lugares por el temor a nuevos brotes de violencia.

García, quien es parte de una de las familias desplazadas, exigió al Gobierno de Héctor Astudillo que les entreguen despensas, colchonetas y, de ser necesario, les garantice su regreso a sus comunidades.

Algunas familias desplazadas están viviendo en casas de familiares en Chilpancingo.