×
hace 2 años
Cristina Hernández

Era cadáver calcinado de alumna de CCH-O

Agencia Reforma

El cuerpo calcinado, hallado a la orilla de la Carretera Chalco-Cuautla, hace 10 días, es de una estudiante del CCH Oriente.

Imprimir
El cuerpo de una mujer calcinada, hallado la semana pasada en la Carretera Chalco-Cuautla, pertenece a una alumna de 18 años del Colegio de Ciencias y Humanidades Oriente, de la UNAM.

Miranda Mendoza fue vista por última vez el lunes 20 de agosto al salir del plantel, ubicado en la Colonia Ejército Constitucionalista, en Iztapalapa.

Esa noche, la alumna de 18 años, no regresó a casa.

Horas más tarde, de acuerdo con fuentes del Estado de México, la familia recibió una llamada anónima en la que exigían 5 millones de pesos para liberar a la estudiante, la cual había sido presuntamente secuestrada.

Dicha cantidad rebasaba económicamente a la familia de la joven, originaria del Municipio de Los Reyes la Paz, en el Estado de México.

Sin embargo, los presuntos captores no volvieron a entablar un diálogo o negociación económica con los padres, ni siquiera para acordar un punto de entrega del efectivo o negociar un plazo de tiempo.

Al día siguiente, la Policía Federal tomó conocimiento de una mujer calcinada sobre la cuneta de los carriles laterales en el kilómetro 13+500, con dirección hacia Chalco, a la altura del Municipio de Cocotitlán.

Según los reportes policiales, la víctima estaba desnuda y completamente carbonizada, por lo que no fue posible identificarla en el lugar.

Los restos fueron trasladados al anfiteatro de la Fiscalía de Homicidios de Chalco para continuar con las investigaciones.

Más tarde, durante la búsqueda, los padres de Miranda acudieron a dicho anfiteatro y por la fecha en la que fue encontrada, coincidieron en que podría ser su hija.

Los restos fueron sometidos a exámenes genéticos para establecer la identidad de la estudiante de quinto semestre de bachillerato.

Pese a que la alumna desapareció en la Ciudad de México, la Fiscalía Anti Secuestros de la Procuraduría General de Justicia no tiene abierto un expediente al respecto y los padres iniciaron la denuncia en la Fiscalía del Estado de México.

Al respecto, la Fiscalía mexiquense reportó que por las características del crimen y las condiciones en las que fue encontrada la víctima, la carpeta de investigación se inició con perspectiva de género y bajo el protocolo de feminicidio, descartando así, el presunto secuestro.