×
hace cerca de 4 meses
Rodolfo G. Zubieta

Filma Cotelo regalo de paz

Agencia Reforma

El cineasta español Juan Manuel Cotelo busca reflexionar sobre el perdón en su nuevo filme, 'El Mayor Regalo'.

Imprimir
Para el director Juan Manuel Cotelo, el perdón es la única arma capaz de poner fin a cualquier conflicto.

Así lo transmite en su nuevo filme, El Mayor Regalo, el cual navega entre la ficción y el documental e invita al espectador a reflexionar sobre la paz interior, pero sin caer en un discurso panfletario y moralista.

"Yo tengo una especie de alergia a los teóricos, quizás porque nunca fui el mejor estudiante. Cuando conviertes al amor en una teoría bonita para predicar, qué poco me gusta eso", puntualiza el cineasta.

"Por eso, en las películas que hago, nunca habla un teórico. Yo sólo busco a personas que hayan experimentado en su propia vida las cosas, en este caso, el haber dado el primer paso para perdonar".

El filme del español arranca como un western, en donde dos pistoleros deben enfrentarse a duelo, hasta que alguien grita "¡corte!" y se revela que en realidad presenciamos el rodaje de una película.

El director de esta aventura (interpretado por el mismo Cotelo) se desespera al ver que el final de su trama será violento y para encontrar una resolución feliz, se embarca en un viaje existencial por el mundo.

"Como realizador no hay que tener miedo a presentar las historias bonitas. A veces los comunicadores no tenemos prejuicios para contar quién mató, violó y corrompió, pero sí nos cuesta contar quién hizo el bien.

"Ese prejuicio de que no debemos presentar este tipo de mensajes en el cine, es completamente falso. La gente lo agradece, lo promueve y te llevas muchas sorpresas bonitas. Yo lo he comprobado", asegura.

A lo largo de dos años, el madrileño visitó países como Francia, Irlanda, Colombia, México y Ruanda para entrevistar a personas cuya vida era regida por el odio, hasta que encontraron su libertad en el perdón.

En esa travesía, donde platicó lo mismo con terroristas que con asesinos, Cotelo pudo construirle un final feliz a la ficción del oeste y enviar un mensaje positivo a la gente de una manera orgánica.

"Yo no tengo ningún disfraz, no me camuflajo. Cualquiera que entre a internet, sabe quién soy: que soy católico y que estoy enamoradísimo de Dios, y que hablo de él como alguien a quien amo profundamente.

"El no tener disfraces nos ha ganado el respeto de la gente. Además, estamos hablando del perdón, que no es un tema estrictamente religioso. Una de mis líneas es que no damos lecciones a nadie", reconoce.

El Mayor Regalo, cuyo presupuesto fue de un millón de euros y se levantó con la ayuda de crowfunding, se estrenará el 14 de diciembre en todo México, en la cadena Cinemex.