×
hace 1 año
Jamileth Anaya

Indagan pago a Inteltráfico

Agencia Reforma

La Contraloría Interna de San Luis Potosí investiga un pago millonario hecho por pasada Administración local a la jalisciense Inteltráfico.

Imprimir
La Contraloría Interna del Municipio de San Luis Potosí investiga un pago millonario hecho por la pasada Administración local a la empresa jalisciense Inteltráfico por concepto de fotomultas aplicadas en esa demarcación.

Enrique Alfonso Obregón, actual Contralor municipal, indicó en entrevista que la dependencia a su cargo retomó una investigación iniciada en la Administración pasada para deslindar responsabilidades por los pagos realizados a Inteltráfico, que entre 2014 y 2015 proveyó los servicios de fotomultas en ese municipio.

En febrero de 2014, Inteltráfico celebró contrato con el Gobierno municipal de San Luis Potosí. La cláusula octava de dicho documento establece que se pagaría a la empresa por las fotomultas una vez que fueran pagadas por los infractores.

Pero según Obregón, se contravino esta cláusula, pues en mayo de 2015 Inteltráfico solicitó a la Tesorería del Ayuntamiento de la Administración 2012-2015, el pago de 25 millones de pesos y no hay el sustento documental.

"Al llevar a cabo la revisión en estados financieros se detecta que no se recaudaron las multas, simple y sencillamente se pagó sin tener soporte documental alguno", indicó Obregón.

"Hubo ahí pues un acuerdo, suponemos, entre las partes tanto en la administración anterior como en la empresa para sacar el dinero sin tener ninguna justificación".

El procedimiento está abierto contra cuatro ex funcionarios públicos y el ex Alcalde Mario García Valdez, mientras que sería la Sindicatura del municipio la que podría emprender acciones contra Inteltráfico.

Sin aviso aún

El director de Inteltráfico, Gustavo Castillón, afirmó que la empresa no ha sido notificada ni oficial ni extraoficialmente de alguna investigación que los involucre.

Respecto al pago de 25 millones que el Gobierno les hizo al finalizar su contrato en mayo de 2015, afirmó que fue un pago compensatorio por las multas que no se cobraron, pues era responsabilidad del municipio hacer que los infractores pagaran.

"El municipio optó por gestionar un pago de compensación para todo el sistema al final del contrato (...). Quedaron ochenta y tantas mil multas sin pagar", explicó.

Inteltráfico ganó recientemente el contrato de fotomultas en el Municipio de Guadalupe, Nuevo León, y ha buscado el contrato con Monterrey.