×
hace 2 meses
Laura Islas

Opaca CAEM planta Capulín

Reforma

Imprimir

CAEM clasificó como reservada la información relacionada con la Planta Tratadora de Aguas Residuales El Capulín, en Huixquilucan.

Aunque desde su inauguración ha estado inactiva en al menos en dos ocasiones, la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) clasificó como reservada la información relacionada con la Planta Tratadora de Aguas Residuales El Capulín, en Huixquilucan, con el argumento de que se pone en riesgo su operación.

Se trata de la planta construida por el Estado de México en 2014, con una inversión de 50 millones de pesos, cuyo abandono documentó REFORMA en noviembre del año pasado, pues incluso carecía de personal de seguridad y mostraba signos de deterioro.

En una solicitud de información vía transparencia se solicitó a la comisión información sobre los recursos destinados a las empresas contratadas por la construcción y operación de la planta tratadora, a través de copias de los pagos y recibos.

Aunque la CAEM adjuntó una ficha técnica con la versión pública del proyecto, no se brinda la información que dé a conocer los recursos erogados las veces que ha sido reactivada.

"Hacerse públicos dichos documentos pone en riesgo la integridad de las instalaciones y funcionamiento de la planta de tratamiento", respondió.

"Ya que en diversas instalaciones de infraestructura hidráulica vinculada a los servicios públicos se han registrado saqueos y actos de vandalismo", abundó.

Otra de las justificaciones es que, además de los daños al erario, colapsarían los procesos de tratamiento instalado, lo que repercute en la salud pública y medio ambiente.

Inicialmente, la planta fue puesta en operación a finales del 2014, pero en diciembre de 2015, el Gobierno Estatal anunció que sería reactivada a través de una empresa privada, luego de un año fuera de servicio porque el Municipio no sabía operarla.

No obstante, en noviembre de 2016, vecinos del Fraccionamiento La Herradura acusaron que la planta tenía meses sin funcionar y calificaron la obra como un desperdicio de recursos.

Luego de que se publicara la situación en la que se encontraban las instalaciones de la Planta, la Secretaría de Infraestructura del Edomex anunció que la planta sería reactivada con 1.5 millones de pesos.