×
hace cerca de 6 meses
Ángel Charles y Verónica Ayala

Pagó Medina a firma fantasma moreirista

Reforma

Imprimir

El Gobierno de Rodrigo Medina pagó más de $2 millones del erario de NL a empresa fantasma que usó Humberto Moreira para desviar recursos.

La empresa fantasma Construcciones Chavana, que reporta domicilio en el Municipio de Guadalupe, donde no opera, y fue usada por el priista Humberto Moreira para desviar millones de dólares del erario coahuilense, también recibió millones de pesos de las arcas de Nuevo León durante el Gobierno del también tricolor Rodrigo Medina.

De acuerdo con un oficio del Administrador Fiscal del Estado sobre la empresa, en el 2010 declaró ingresos por 46.4 millones de pesos e identificó a Metrorrey como su principal cliente.

Una revisión realizada por Grupo REFORMA a los pagos hechos durante la gestión de Medina constató que al menos 2 millones 642 mil 274 pesos fueron entregados entre el 2010 y el 2011 a esa empresa, que el Gobierno de Coahuila señaló como fantasma tras corroborar que no opera en donde dice ni está localizable.

En total se hicieron siete pagos en esos dos años.

Además, en la información oficial también aparece un pago en octubre de 2008, durante la Administración del también tricolor Natividad González Parás, por 256 mil 387 pesos.

Los siete pagos en el sexenio de Medina se realizaron principalmente a través de Metrorrey, que le dio 2 millones 488 mil 333 pesos entre el 2010 y el 2011.

También en el sexenio pasado hubo un pago por medio de Simeprode, por 153 mil 941 pesos, para totalizar los 2 millones 642 mil 274 pesos hallados en la gestión de Medina.

La empresa Construcciones Chavana salió a relucir en las declaraciones del empresario radiofónico Rolando González Treviño en una Corte de Texas, donde dijo que recibió "millones de dólares" del Gobierno de Coahuila a través de esa firma.

Posteriormente, la actual Administración estatal, encabezada por Rubén Moreira, hermano de Humberto, elaboró un expediente sobre el caso en el que determinó que la empresa no operaba en el domicilio que reportó: el número 1313 de la Calle Estribio, en la Colonia Hacienda de Guadalupe.

Las autoridades de Coahuila establecieron que agentes estatales apoyados por oficiales de la Procuraduría de Nuevo León acudieron en tres ocasiones al lugar, donde no hallaron rastros de la empresa ni de sus socios.

"Se entrevistó a una persona del sexo femenino, quien dijo desconocer la existencia de dicha empresa", señala el reporte del 5 de marzo del 2015 del director de Operaciones Estratégicas de la Procuraduría de Coahuila, Román Ramos González.

"Nos entrevistamos con personas que ahí se encontraban laborando, quienes nos manifestaron que como ya lo habían señalado en múltiples ocasiones, no conocen a ninguna de las personas mencionadas", reportaron el 10 de marzo del 2015 dos agentes de la Policía Investigadora de Coahuila.

REFORMA acudió al lugar el miércoles y no observó actividad alguna, así como tampoco se encontraron indicios de la presunta compañía.