×
hace cerca de 2 años
Analine Cedillo / Enviada

Pedalear por San Francisco

Reforma

En otoño, los atractivos más clásicos de este destino se redescubren en bicicleta.

Imprimir
En esta ciudad californiana, casi tan popular como subirse a los tranvías históricos, es rentar una bici y aventurarse a recorrer sus calles.

Otoño es una buena temporada para hacerlo, ya que entre septiembre y noviembre el clima aún es cálido, propone Eva Noskova, directora de business travel para el hotel Stanford Court.

En el barrio de Fisherman's Wharf, justo frente a la Bahía de San Francisco, la experiencia más popular consiste en rentar un bici, pedalear por el Golden Gate, llegar hasta la ciudad de Sausalito, comer ahí, y regresar a bordo de un ferri.

"No necesitas tener una excelente condición física, siempre y cuando sepas andar en bici estás bien", asegura Yasmine Contreras, quien trabaja para la compañía de renta de bicis y tours, Blazing Saddles, disponible durante todo el año.

Pedalear los días calurosos, cuando la temperatura ronda los 30 grados centígrados, puede ser todo un reto, especialmente si se transita por algunas de las calles empinadas que se han convertido en ícono del destino.

Rodar en bici, sin embargo, permite conocer los atractivos clásicos en menos tiempo que si se va caminando, al mismo tiempo que regala otra perspectiva.
En dirección opuesta al Golden Gate, sobre la ciclopista de Embarcadero, lo mismo se ven ciclistas por su cuenta, parejas, o gente que va pedaleando en grupos guiados.

Los negocios de renta de bicis tienen diversos tipos de vehículos, entre ellos bicicletas eléctricas, tandem y modelos para niños.

Para tomar un respiro por la zona, una recomendación es entrar en el Ferry Building Marketplace, la antigua estación de ferris cuyo edificio data de finales del siglo 19.

Actualmente, el edificio alberga un mercado gourmet protagonizado por productos locales y artesanales.

Con energías renovadas, el paseo puede seguir por Chinatown (la comunidad china más grande fuera de Asia), o por el Distrito Financiero hasta llegar a Union Square, la zona preferida de la ciudad para ir de compras.