×
hace cerca de 2 años
Rolando Herrera y Jorge Ricardo

Toma priista última curul constituyente

Reforma

Tras discusiones entre Morena y otros partidos, la Cámara de Diputados aprobó a la priista Gloria Hernández como la última constituyente.

Imprimir
El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la designación de la priista Gloria Hernández Madrid como la última diputada en la Asamblea Constituyente.

La designación de la hidalguense como la constituyente número 100 sucedió porque Morena renunció a la curul que le correspondía.

De acuerdo con la Reforma Política de la Ciudad de México, a la Cámara de Diputados le corresponden 14 de los 100 diputados que conforman la Constituyente, sin embargo, sólo se designaron 13 debido a que Morena rechazó la curul que le correspondía.

Sin embargo, la aprobación provocó discusiones ríspidas entre el grupo parlamentario de Morena y legisladores del PRI, PAN y Partido Verde.

Desde la tribuna, el diputado de Morena, Ariel Juárez, acusó a los diputados que estaban en el Pleno de ser pandilleros, mercenarios a ultranza, pillos, mapaches, puercos, cochinos y marranos, así como de pertenecer a partidos que ganan las elecciones independientemente de a quién postulen.

"Muchos de ustedes saben perfectamente que cualquiera de los partidos que postule a un perro, gana el perro, si postulan a una vaca, gana la vaca, hoy pusieron de Presidente de la República a un burro y ganó, porque ganó la Presidencia", señaló.

Las descalificaciones del morenista provocaron que priistas y legisladores del Partido Verde lo abuchearan desde sus curules.

"Fuera, fuera, fuera", corearon los priistas y sus aliados, mientras la diputada por Guanajuato, Azul Etcheverry, le gritaba que Juárez había sido elegido mediante el sistema de tómbola que Morena utilizó para sus diputaciones de representación proporcional.

El presidente de la Mesa Directiva, el panista Javier Bolaños, le recriminó a Juárez su lenguaje.

"Diputado no le permito el uso de ese lenguaje. Le pido al Pleno respeto al orador de la misma forma al orador respeto al Pleno", exclamó Bolaños.

El priista Édgar Romo acusó a Juárez de usar un lenguaje de barrio que no es propio de la Cámara de Diputados, lo que provocó la indignación de los morenistas.

Debajo de la tribuna, algunos diputados de Morena y del PRI, se encararon, por lo que algunas legisladoras se interpusieron entre ellos para evitar una posible pelea.