×
hace 1 año
Claudia Cuevas

Vuelve Renata a casa

Agencia Reforma

La tenista de 21 años, Renata Zarazúa jugará el Abierto de Zapopan del 11 al 16 de marzo y será la única mexicana que formará parte del Main Draw, en el primer evento de la WTA celebrado en Jalisco.

Imprimir

El Complejo Panamericano de Tenis fue el último lugar que recibió a Renata Zarazúa para un entrenamiento o un juego en la Perla Tapatía, antes de que partiera a San Antonio, y será justo ese espacio que la recibirá de nuevo en casa.

La tenista, de 21 años, jugará el Abierto de Zapopan del 11 al 16 de marzo y será la única mexicana que formará parte del Main Draw, en el primer evento de la WTA celebrado en Jalisco y tercero en México (Acapulco y Monterrey ya tienen el suyo).

"Ahí (Guadalajara) fue donde empecé. Es un recuerdo muy padre porque fue donde aprendí a jugar tenis y a lo mejor si no hubiera sido por los entrenadores que tuve ahí no estuviera donde estoy ahorita", dijo la tenista que nació en la Ciudad de México, pero vivió en Guadalajara desde los dos hasta los 13 años.

Renata comenzó su carrera en el Club Atlas Colomos. Más tarde, con Adhemar Rodríguez como su entrenador, se mudó al Polideportivo Revolución, del Code Jalisco, y terminó en el Complejo Panamericano de Tenis.

Esa época en Guadalajara le dejó amigos con los que sigue teniendo contacto y conocidos que esperan con ansías volver a verla jugar.

“Sí, sí, sí, ya mucha gente sabe (que jugará), sobre todo en el Atlas que fui hace poquito y me estaban preguntando que cuándo iba a regresar a jugar allá y les dije que justo en marzo es cuando está este torneo".

"Así que creo y espero que mucha gente se entere y sepa para que nos vayan a apoyar y para que vean el torneo, porque la verdad va a ser de súper alto nivel".

En su niñez, Zarazúa tuvo sus ejemplos a seguir, como Leo Lavalle, quien la ayudó como entrenador y como guía en su carrera. Por lo que resaltó la importancia de los que los niños y niñas asistan al evento, donde verán tenistas ubicadas entre el 50 y 100 del ranking internacional.

"Espero que muchos de los niños y la gente que juega tenis pueda ir y ver no sólo a mí, a las demás, para que vean cómo juegan, cómo actúan, sobre todo el nivel, y motivarse porque yo creo que la motivación es de lo más importante".

"Todas son jugadoras internacionales, profesionales, de eso viven y están súper contentas de ir".

"Si hay un torneo así tienen que aprovecharlo y poder ir a ver los más partidos posibles y aprender, no sólo ver, aprender y bueno. de ahí que saquen algo bueno”.

Zarazúa obtuvo el Wild Card reservado para México, gracias a que es la tricolor mejor posicionada en el ranking, con su puesto 242.

Su punto de partida

Después de alcanzar la cima en 2012, la carrera de Sara Errani ha ido en picada. Ahora llega al Abierto de Zapopan con el objetivo de volver a lo más alto.

La tenista italiana estuvo cerca de consagrarse en Roland Garros, en aquel 2012, pero perdió el partido final ante la rusa María Sharapova en dos sets (6-3 y 6-2).

En ese año, también se metió a las Semifinales del US Open y los Cuartos de Final en Australia, lo que la convirtió en la quinta mejor tenista del mundo. Sin embargo, en los años siguientes no volvió a repetir esas instancias.

En 2018, sólo disputó el Grand Slam de París, donde quedó eliminada en la primera ronda, y jugó su último torneo a principios de junio en Croacia antes de ser suspendida por dopaje (letrozol).

El 8 de febrero cumplió el plazo y ya participó en un par de eventos: Ronda 1 en la Fed Cup de Suiza y Ronda de 64 en Dubai.
Su último título lo alzó en el Indian Wells 125 de hace casi 12 meses y con ello rompió una sequía de dos campañas sin triunfo. Pero este año renunció a defender el título en Estados Unidos y, en su lugar, optó por aceptar la invitación al torneo jalisciense.

La italiana llegará a Zapopan con uno de los cuatro Wild Card que otorgó el torneo, dado que su posición en el ranking (143) no fue suficiente para entrar de manera directa.

En el Abierto de Zapopan, Errani, de 31 años, busca recuperar lo mejor de su juego y encontrar el impulso que la lleve de vuelta al protagonismo que alguna vez tuvo.

Nueva oportunidad 
Alguna vez Eugenie Bouchard estuvo entre las mejores del tenis, pero fue hace cinco años. Hoy busca una puerta que le permita regresar y el Abierto de Zapopan podría ser su catapulta.

En 2014, Bouchard sorprendió al mundo con su aparición en la Final de Wimbledon y su posición entre las cinco mejores del mundo cuando sólo tenía 20 años.

En esa temporada encadenó un par de Semifinales en el Australian Open y Roland Garros y en Wimbledon llegó a la Final, pero fue derrotada por la checa Petra Kvitova.

Desde ese entonces, la tenista canadiense se ha mantenido entre las mejores 100 del planeta. Sin embargo, lo que en 2014 parecía una carrera prometedora para Bouchard, ha quedado en eso: promesa.

"Realmente no quiero mirar atrás, llevo intentando ser yo misma desde hace cinco años. Quiero ser la mejor versión de mí misma, darme la oportunidad hoy y siempre", dijo Genie en entrevista con Sport360.

"Semana tras semana, si continúas empujando y te das la oportunidad, aparecerá una semana en la que por fin se abrirá la puerta. Tengo esa creencia y sólo tengo que seguir trabajando en esta línea para lograrlo", continuó.

En esa plática, la jugadora de 25 años aseguró que quiere mejorar su clasificación lo más rápido que pueda y sólo podrá hacerlo si juega contra las mejores.