Piedras Negras, Coah.- Piedras Negras ha sobrevivido a cuatro inundaciones en sus 159 años de historia, siendo la más devastadora la del 28 de junio de 1954, cuando se dijo que había desaparecido.

La mitad de su población, ese año, resultó damnificada y decenas de personas murieron a causa de las aguas que sepultaron la ciudad. La ayuda recibida por aire fue vital.

En más de siglo y medio Piedras Negras sufrió también mortíferas sequías, heladas con temperaturas de 17º bajo cero, intensas nevadas, un tornado y otro más que se desvió.

Y se salvó de la quinta inundación en septiembre de 1974 al captar la presa “La Amistad”, construida en Cd. Acuña (1963-1968), miles de metros cúbicos de lluvia de Charlie.


LAS 4 INUNDACIONES, LA QUE SE EVITÓ, Y OTROS DESASTRES EN PIEDRAS NEGRAS

La primera inundación ocurrió en septiembre de 1890, después de lluvias torrenciales en Nuevo México y Estados Unidos sobre el río Pecos que es afluente del río Bravo.

En 1908 lluvias intensas en la cuenca del río Bravo producen la segunda inundación en Piedras Negras, conforme a la reseña histórica sobre los desastres en esta ciudad.

En 1932 lluvias fuertes en la cuenca del río Conchos, en el lado mexicano, producen la tercera inundación registrada en las ciudades fronterizas, de acuerdo a investigaciones.

La reseña histórica de desastres en la localidad añade el dato que en 1953, cincuenta mil hectáreas, entre ellas las del municipio, fueron afectadas por la sequía en la zona norte.

Sin embargo la cuarta inundación fue la tarde del 28 de junio de 1954 y ocasionó un desastre devastador al morir setenta personas y damnificar a diez mil, la mitad de la población.

Los periódicos nacionales en su edición del 29 de junio de 1954 llevaban como noticia principal lo ocurrido aquí, encabezando la información así: “Muere Piedras Negras”.

La férrea e inquebrantable voluntad de los nigropetenses, sus autoridades municipales, estatales y federales lograron que Piedras Negras resurgiera, como el Ave Fénix.

Ante el desastre el Gobierno del Estado implementa la logística necesaria para ofrecer la ayuda, vía aérea, a la población y al paso de los meses surge la colonia 28 de Junio.

En 1962 miles de animales mueren por falta de agua, incluyendo a este municipio y en 1967 se registran fuertes tormentas, a causa de bandas del huracán “Beulah”.

Sin embargo, en 1968 se registra fuerte tormenta en el mes de mayo y en septiembre del mismo año debido a bandas del huracán Naomi, se inundan partes bajas de la ciudad.

De igual forma como consecuencia de este fenómeno de la naturaleza el río Escondido registra una avenida con escala de 3.80 metros y un gasto de 400 metros por segundo.

Afortunadamente las fuertes tormentas no provocan el desbordamiento de los ríos en la zona urbana, superándose así los contratiempos provocados por estos dos huracanes.

En 1970 se registra una tormenta tropical con vientos de 95 kilómetros por hora y en el mismo año, pero meses después, una intensa sequía provoca la muerte de animales.

En septiembre de 1973 la ciudad enfrenta la depresión tropical Delia y en 1974 se sufre la pérdida de cosechas, así como la muerte de animales por los fenómenos naturales.

Precisamente en 1974, en septiembre, el huracán Charlie azota Cd. Acuña y Del Río, río arriba de la presa “La Amistad”, lo que evitó la quinta inundación de Piedras Negras.

Fue en esa fecha cuando por única vez en la historia de la presa “La Amistad” abrieron las 16 compuertas, enviando mil 820 metros cúbicos por segundo al río Bravo.

La reseña de desastres en el municipio incluye fuertes pérdidas en agricultura y muerte de 24 niños en esta Región Norte del estado, por causa de la deshidratación.

Además por los calores intensos y la falta de precipitaciones pluviales se originan varios incendios forestales, afectándose considerables superficies de arbustos y de zacatales.

En septiembre de 1980 Piedras Negras enfrenta la depresión tropical Daniel y en 1983, en diciembre, una fuerte helada sorprende a la ciudad y la región con 17 grados bajo cero.

En el amanecer del día 5 de febrero de 1985 la ciudad fue cubierta por un manto blanco de nieve con un espesor de 150 milímetros, que equivalen a 6 pulgadas.

Al año siguiente, 1986, el 6 de febrero, una nevada cubre la ciudad con un espesor de 125 milímetros, que equivalen a cinco pulgadas, según esta reseña.

La historia narra que en 1988 bandas de lluvia, derivadas del huracán Gilberto producen inundaciones fuertes en las colonias bajas de la ciudad, evacuándose a las familias.

En contraparte luego en 1993 se registra en la zona fronteriza una fuerte sequía, la más severa en los últimos cuarenta años, tanto en la región como el estado de Coahuila.

Sin embargo, en 1995 se registran fuertes lluvias que producen el desbordamiento de los arroyos “El Soldado”, “Primavera” y “El Tornillo”, con consecuencias menores.

Durante 1996 se registra una severa sequía, misma que provoca la pérdida de 60 mil cabezas de ganado en el estado y la región, causando daños muy considerables.

Luego en 1998 se registran fuertes lluvias que producen desbordamiento de los arroyos “El Soldado” y “Primavera”, provocado por bandas de la depresión tropical Charlie.

En el 2001 fuertes lluvias inundan las colonias Argentinas y El Edén al desbordarse el arroyo “El Soldado” y “El Tornillo”. Inundó la González, Roma y Francisco Villa, etc.

El domingo 4 de abril de 2004, el frente frío número 49 ocasiona una tormenta atípica en las partes altas de la serranía del Burro, en el municipio de Zaragoza, Coahuila.

La mañana de ese día se tiene precipitación de 560 milímetros (22 pulgadas), en cinco horas, produciendo una avenida catastrófica en el Escondido y San Antonio.

A causa del devastador fenómeno se tiene la pérdida de 40 personas y 7 desaparecidos, afectando a 6,700 pobladores en Villa de Fuente, El Vergel, Periodistas, Presidentes, etc.

En 2007, debido a la interacción del frente frío 53 y una zona de inestabilidad conocida como línea seca, aunado a tormenta severa intensa, se genera aquí el primer tornado.

Este fenómeno devastó nuevamente Villa de Fuente, a tres años de ocurrida la inusual inundación, con presencia de lluvias con actividad eléctrica, granizo y vientos intensos.

La categoría del tornado se registró como un F3, con vientos entre 160 y 250 kilómetros por hora, granizo de 3 pulgadas (76.2 mm) y lluvias de una pulgada (25.4 mm).

Durante el 2007 se registraron fuertes lluvias de enero a agosto, y en contraparte desde septiembre de 2007 a abril de 2008 se tiene registrada una fuerte sequía en la región.

En mayo 15, de 2008, hubo fuertes lluvias intensas de 4 pulgadas (100 mm) en una hora, granizo de un cuarto a tres cuartos de pulgada y vientos de 98 kilómetros por hora.

Esta mezcla produjo una tormenta severa intensa, condiciones propicias para que en la ciudad se produjera el segundo tornado, quedando sólo en nube a nube (mesociclón).


HURACANES SOBRE COAHUILA DE 1970 A 2008

En un periodo de 38 años, desde 1970 hasta 2008, Coahuila ha sufrido los embates de la naturaleza, mientras que en la República se registra una cifra total de 17.

De acuerdo con los datos del Centro Municipal de Prevención de Desastres han sido los huracanes Celia, Delia, Danielle y Charlie los que han azotado sobre Coahuila.

En agosto 4 de 1970 el huracán Celia impactó en Piedras Negras convertido en tormenta tropical, en tanto que los tres huracanes restantes lo hicieron sobre Cd. Acuña.

El Delia en septiembre 7 de 1973, el Danielle también un 7 de septiembre pero de 1980 y el Charlie el 23 de agosto de 1998 impactaron entrando por Ciudad Acuña.

En estos tres casos los huracanes llegaron a Ciudad Acuña con la categoría máxima de una depresión tropical, en todos los casos procedentes del Océano Atlántico.