Acuña, Coah.- En sólo dos meses que van en este año 2010, en esta peligrosa carretera Acuña-Piedras Negras, conocida como “La Ribereña”, ya van tres decesos en accidentes automovilísticos, según las estadísticas de la Policía Federal destacamentada en esta ciudad.

El mes de enero transcurrió de manera tranquila, luego que no se reportó ningún accidente con algún deceso.

Pero iniciando el mes de febrero, precisamente el día cinco, dos jóvenes originarios de Reynosa, Tamaulipas, perdieron la vida en un choque a la altura del ejido Balcones.

En aquella ocasión los occisos, que viajaban en un auto compacto, chocaron contra una pesada grúa.

Luego, antes de finalizar este mes se registra otro deceso, sólo que ahora el tramo donde ocurren los hechos es Purísima-Jiménez.

El responsable de la Policía Federal destacamentada en esta ciudad, Víctor Hugo Valle Bernal, indicó que de Piedras Negras a esta ciudad se han registrado más decesos en este año, pero en lo que a ellos les incumbe, es decir, hasta donde toman conocimiento, sólo han sido tres en esta peligrosa carretera.

Señaló que fue lamentable el accidente ocurrió la madrugada del sábado, porque un joven de apenas 19 años de edad murió calcinado sin que nada se pudiera hacer para salvarlo.

Ahora se espera que esta carretera no se vuelva a teñir de sangre, con el optimismo que desciendan los accidentes fatales como el registrado donde murió lamentablemente Juan Francisco Tovar Varela.