Saltillo, Coah.- De acuerdo con fuentes de la Fiscalía General del Estado, el grupo de sicarios que ejecutó al apostador Javier Uriostegui Román, de 41 años, para luego escapar del complejo de carreras de caballos Cañada Park, ubicado en el ejido Cañada Ancha, en Ramos Arizpe, llevaban en el interior de una camioneta blindada un lanzagranadas.

Después de la ejecución, los sicarios se enfrentaron durante su huída al teniente coronel Manuel Cícero Salazar y sus escoltas.

Ellos llegaron por la parte posterior de donde se celebraba una carrera del Futurity 2009, y tras violar los candados llegaron hasta donde estaba “El Gato”, lo que hace suponer que la víctima era “cazada” por sus ejecutores, quienes se retiraron minutos después sin herir a nadie más.

“Venían por él”, dijo una fuente de la Fiscalía General a Zócalo Saltillo, aunque hasta el momento no se han podido recabar testimoniales que permitan ubicar a los probables responsables.

“Después de ahí huyeron, entonces algunos oficiales que estaban en el sitio piden el auxilio a su base y es por ello que se traslada el director de Policía y supuestamente se enfrenta con ellos”, explicó una fuente de la dependencia estatal.

Por su parte, Domingo González Favela, fiscal ministerial y de Operación Policial, indicó que ya indagaron que se activó el Código Rojo y que tan pronto se realizó, de ese modo llegaron elementos de la Policía Investigadora al auxilio del jefe policiaco.

Además dio a conocer que seis vehículos se mantienen bajo investigación. Uno de ellos es una camioneta King Ranch, que fue asegurada en la ejecución y hasta el momento se tiene establecido que es el vehículo en el que se trasladaba la víctima.

Otros cinco vehículos están en poder de la Fiscalía por el enfrentamiento; se trata de la camioneta del director de Policía de Ramos Arizpe; una camioneta Avalanch blanca en la que viajaban los pistoleros y que además de terminar chocada tiene 126 impactos de bala de entrada y 15 de salida.

En el mismo lugar de los hechos se aseguró una camioneta Dodge Caravan azul, que tiene seis impactos de bala y que es propiedad de un civil que iba pasando por el lugar donde se registró el enfrentamiento.

‘EL CRIMEN NO SE ASENTARÁ EN RAMOS’

Exige más presencia de fuerzas estatales, federales y del Ejército

Faltan 13 días para que se cumpla el plazo que fijaron miembros del crimen organizado por la vida del teniente coronel Manuel Cícero Salazar, quien después del enfrentamiento del domingo, exige que además de los chalecos antibalas que le prestó el Gobierno del Estado se incremente la presencia de la Policía Estatal, de las fuerzas federales y del Ejército Mexicano.

Ahora el director de la Policía de Ramos Arizpe utilizará una camioneta blanca que también está blindada, pero esta vez él también protegerá a sus elementos porque a los chalecos que le prestaron les mandará poner una capa de kevlar.

Incluso con la intención de reforzar su exigencia, proporcionó el video en el que una cámara urbana grabó el enfrentamiento con un grupo de sicarios que ejecutó a Javier Uriostegui Ramón.

REFUERZAN A POLICÍAS

Ante las peticiones de apoyo por parte del director de la Policía Preventiva, Manuel Jesús Cícero Salazar, ayer se hicieron presentes las primeras muestras provenientes de la corporación municipal de Saltillo.

Luego de los señalamientos de falta de apoyo en cuanto a equipamiento y armas, así como en el combate a los delincuentes, el día de ayer se recibieron un total de 20 chalecos antibalas provenientes de la Policía Preventiva Municipal de Saltillo.

NO ES SUFICIENTE

Con este lote de chalecos va a ser posible equipar al menos a la mitad de oficiales que laboran en cada turno, tanto en el área urbana como en la rural.

Aunque ya se contaba con algunas prendas de este tipo, éstas no eran suficientes para cubrir a todos los elementos. Ahora, al contar con 20 más, se dio la instrucción a los oficiales de portar sin excepción el chaleco en su horario de trabajo.

Ante los hechos del domingo, Cícero Salazar se hizo acompañar en todo momento de su escolta. Incluso él mismo portaba un rifle de alto poder para protección personal.