Tags: xvi feria internacional del libro santo domingo 2013, plaza de la cultura, ministerio de cultura, juan pablo duarte, feria internacional del libro, dirección general de la feria del libro, coahuila


Santo Domingo.- Camiones repletos de libros, empleados de las casas editoriales participantes poniendo orden en el interior de sus casetas; gente transitando en el recinto ferial, y muchos empleados y suplidores entrando y saliendo de las oficinas de la Feria del Libro.

El intenso accionar y la expectativa reinan en la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte, durante las últimas horas, previas al inicio el lunes de la XVI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2013, en un acto que estará encabezado por el presidente Danilo Medina junto a su colega de Ecuador, Rafael Correa.

Desde el ebanista que está martillando, hasta ejecutivos de editoras supervisando la instalación de sus stands; todos y cada uno de los involucrados han cifrado sus esperanzas en esta fiesta de la cultura organizada por el Ministerio de Cultura y la Dirección General de la Feria del Libro, porque ven en ella un gran motor que dinamiza la economía del país, pero, sobre todo, que acerca el libro al público masivo.

Frecuente es ver al propio Ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez supervisando el montaje de los pabellones y stands. Múltiples reuniones de coordinación se celebran para no dejar cabos sueltos, en un ambiente convencimiento de quienes trabajan en ella de que se acecina una de las más resonantes jornadas culturales de las últimas décadas.

El lunes arranca la gran fiesta del libro, que es una fiesta de la cultura, del arte, la música, la canción, la poesía, la literatura y el cine, que nos convoca: niños, jóvenes, adultos, hombres y a mujeres.

Al cierre de esta edición, la mayoría de los espacios estaban instalados en más del 85 por ciento, lo que refleja el avance que se ha logrado para que el lunes arranque la feria con buen pie.

Cambios y novedades. Este año, se han producido cambios en la ubicación de algunos de los pabellones y casetas, como es el caso de la Librería Mateca; mientras que otros conservan su espacio tradicional, como José Libros y Editora Isla Negra.

Los espectáculos ya no serán realizados en una sola tarima, sino que se han instalado cuatro tarimas en las que un mismo artista o grupo, diariamente, presentará un concierto, trasladándose de una a otra, consecutivamente, para que los visitantes puedan disfrutar de su repertorio musical sin tener que congregarse todos alrededor de un único escenario.

Además, la Biblioteca Nacional estará abierta al público, luego de haber reiniciado sus servicios, más moderna y mejor equipada.

“Percibo buen ambiente, creo que será un éxito. Espero poder encontrar libros de texto nuevos” dijo Richard Danilo Alcántara, ebanista.

Fuente: Hoy Digital