Tags: saltillo, registro civil, natalia cobas badillo, lourdes alejandra badillo valdés, homosexuales, cristal jazmín cobas barrón, coahuila


Frontera, Coah.- Se llama Natalia Cobas Badillo y es la primera niña en el país en cuya acta de nacimiento aparecerá como hija de dos mamás, procedimiento legal que parecía difícil, pero que luego de tocar puertas en diversas instancias, la pareja homosexual integrada por Cristal Jazmín Cobas Barrón y Lourdes Alejandra Badillo Valdés, al fin lograron registrar a su primogénita a los seis meses de edad y aunque su siguiente paso será bautizarla, saben que emprenderán una nueva lucha en la Iglesia Católica, donde defenderán el derecho que tiene su bebé de ser hija de Dios por medio de este sacramento.

Desde que iniciaron su vida juntas hace cinco años y tres meses, su deseo de formar una familia siempre estuvo presente, por lo que empezaron una intensa carrera para lograrlo y la inseminación artificial fue la única salida.

Con la ayuda de un donante anónimo realizaron dos intentos para lograr el embarazo, procedimientos que resultaron para la pareja de la colonia Occidental un costo económico de poco más de 70 mil pesos, un gran sacrificio si se toma en cuenta que el matrimonio homoparental vive de las ventas de un negocio de regalos.

Es Jazmín quien narra la emoción de saber que su pareja en el segundo intento al fin había quedado embarazada, “lloramos de emoción, nos abrazamos y yo la cuidé desde el primer día, no quería que hiciera nada, todo lo hacía yo”.

Lourdes Alejandra, madre biológica de la pequeña, dice que luego de confirmar el embarazo, decidieron legalizar su unión, porque el objetivo era darle una familia a su hija, así que al nacer emprendieron la lucha para que la pequeña lograra su acta de nacimiento como hija de ambas.