Tags: paul allen, microsoft, estados unidos, brandon lee price


Estados Unidos.- Un soldado estadounidense al que el FBI acusó de obtener ilegalmente una tarjeta de crédito valiéndose de la identidad del cofundador de Microsoft Paul Allen enfrentará primero cargos por deserción en la base del ejército en Luisiana donde se encuentra emplazado.

Brandon Lee Price, de 28 años, está acusado de abandonar ilegalmente su unidad en Fort Polk a principios de julio de 2010, dijo el mayor Lewis Kliem a The Associated Press. El ejército no lo halló hasta que el FBI le levantó cargos en Pittsburgh el mes pasado, dijo Kliem.

Price no está bajo custodia. Regresó a Fort Polk y se encuentra en servicio con su unidad, la 10ma División de Montaña, mientras se procesa el cargo de deserción, dijo Kliem, el principal fiscal que maneja los casos penales en la base de Luisiana.

La idea es que Price demuestre que puede ser un soldado productivo, agregó el fiscal. "Es la única forma en que puede ayudarse así como están las cosas", afirmó.

Sus comandantes deben decidir si procederán con una corte marcial general, bajo la cual Price podría enfrentar una sentencia de 18 meses de cárcel si es declarado culpable, o una corte marcial especial, un proceso más rápido que conlleva una sentencia de 12 meses como máximo.

Si es declarado culpable, Price también podría enfrentar una baja deshonrosa o una baja por mala conducta, algo ligeramente menos grave, dijo Kliem.

De acuerdo con la queja interpuesta por el FBI el mes pasado, Price llamó a Citibank en enero haciéndose pasar por Allen y cambió el domicilio de Seattle a Pittsburgh de una de las cuentas del cofundador del gigante del software. Llamó tres días después para decir que había perdido su tarjeta de débito y solicitó que le enviaran una nueva, según la queja.

La carta enviada al domicilio en Pittsburgh —donde los investigadores creen que Price vivía con sus padres— fue utilizada para intentar una transacción por 15.000 dólares en Western Union y hacer un pago por 658,81 dólares a la cuenta de préstamos del Banco de las Fuerzas Armadas, de acuerdo con la queja.

El fraude fue detectado por el banco, que avisó a las autoridades. Ninguna de las otras cuentas de Allen fue violada.

Aparentemente sólo fue aprobado el pago del préstamo, de acuerdo con registros de la corte y un portavoz de Allen. Citibank no quiso hacer comentarios sobre el caso con el fin de proteger la confidencialidad de sus clientes.

El defensor de oficio de Price en el caso de fraude bancario interpuesto por el FBI no respondió a las solicitudes de The Associated Press para que emitiera sus comentarios al respecto. Se dejó un mensaje el miércoles en el número telefónico de la vivienda de Price en Pittsburgh que aparece en los papeles de la corte.