Tags: snte, saltillo, dgeti, coahuila


Saltillo, Coah.- El Sindicato de la Sección V aceptó que este año se otorgaron plazas que no cumplían con la normativa, pero se deslindó porque dijo se trató de un arreglo hecho por directivos de los planteles (que incluso ya fallecieron) y la Dirección General de Educación Técnica Industrial, en las que el sindicato no tiene injerencia.

Miguel Ángel Faz Escareño, secretario de Trabajo y Conflictos de nivel medio superior en la Sección 5, señaló que desde abril se especuló que llegarían plazas que no estaban apegadas a la normatividad, por lo que acudieron a la DGETI, donde les señalaron que no había ninguna presión al respecto, luego se les informa que, derivado de algunas gestiones del SNTE, se estaba promoviendo la compactación de muchos docentes a nivel nacional.

“Nos dimos cuenta que sí llegaron unas plazas al CBTIS 36, una al 235 y al 48 en términos de lo que se había comentado a nivel central que era una compactación de un proyecto que se venía arrastrando desde años anteriores, incluso por comentarios nunca formales, de que el director del CBETIS 36, que en paz descanse, fue quien estableció ese nexo con la DGETI y que estaban en ese proyecto de homologación especial, donde se planteaba la posibilidad de que algunos compañeros fueran beneficiados; esto está totalmente fuera del control de nosotros, de nivel seccional”, dijo Faz Escareño.

Insistió en que la explicación de la DGETI fue que se trataba de una “compactación especial”, y que efectivamente no cumple con la regla de que un docente con 15 horas no puede acceder a un plaza de 40 horas directamente.

“Nosotros no estamos de acuerdo con una situación de esa naturaleza” dijo.

Agregó que en el caso de la venta de plazas el Sindicato de la Sección V no posee ninguna denuncia fundada, por tanto desconocen si en estos proceso existió alguna irregularidad financiera.