Piedras Negras, Coah. - Luego de soportar más de dos meses con ventas que han caído hasta en un 80 por ciento, los lotes de autos en esta ciudad “agonizan” y empiezan a desaparecer, según comentó Ramón Chavarría, representante de la unión de vendedores de autos usados en Piedras Negras.

Según el representante, debido a que las modificaciones al decreto de importación no han beneficiado a los loteros y a la crisis económica que vive el país, vender autos usados ha dejado de ser un negocio y los comercios formales de este giro enfrentan su peor crisis.

“Las modificaciones al decreto de importación de autos no han beneficiado hasta ahora a los loteros, seguiremos esperando más cambios, pero la verdad es que los lotes empiezan a caer”, aseguró.

De acuerdo con el comerciante, actualmente importar un auto le cuesta lo mismo a un particular que a un lotero, por lo que realizar dicha actividad para venderlos ha dejado de ser un negocio.

“Esto no es justo por que el lotero establecido formalmente genera empleos y paga impuestos, y ahora ya no se puede trabajar”, agregó.
El representante de los comerciantes del giro lamentó la situación que dijo, tal vez ni con los cambios al decreto se pueda revertir.

“La verdad es que desde el año pasado las ventas no estaban bien con vendedores informales, y ahora con la crisis y el decreto la gente ha dejado de comprar incluso los autos que ya habíamos importado”, mencionó.

Aunque no ofreció datos concretos, según Chavarría algunos lotes han cerrado sus puertas, mientras otros comienzan a considerarlo.