Nueva Rosita, Coah. - En lugar de concluir el 28 de mayo este ciclo escolar, alumnos de nivel preparatoria prolongarán sus clases hasta el primero de junio, luego de la suspensión de clases que se registró a raíz del virus de la influenza humana.

El día de ayer más de mil preparatorianos reanudaron sus clases, no sin antes pasar por un filtro que se situó a la entrada de los planteles educativos, el cual obligó a los adolescentes a lavarse las manos con gel antibacterial y responder e preguntas sobre su salud, para descartar síntomas de la enfermedad y prevenir a tiempo.

Blanca Guadalupe Reyes Valero, subdirectora de la EBURR (Escuela de Bachilleres Urbano Riojas Rendón) en Nueva Rosita, informó que se registró sólo un 10% de ausentismo, pero se espera el lunes contar con el 100% de las clases para ponerse al corriente con las materias pendientes.

Destacó que en cuanto a las clases, ya se tenía calendarizado que culminarían para los últimos de este mes, pero debido a la suspensión recorrerán tres días más la fecha hasta terminar con el último de los temas establecido para este ciclo escolar.

“En esta ocasión, no sólo los alumnos que presenten exámenes extraordinarios acudirán en el mes de junio, sino todos, ya que las calificaciones fueron prolongadas unos días más, hasta evaluar los últimos conocimientos del alumnado”, comentó.

La entrevistada aseguró que el retraso no afectará el ciclo, ya que con anterioridad los maestros preparan su material y los 3 días extras no repercutirá en nada con la entrega de certificados para los jóvenes que ingresan de inmediato a las universidades.

Reyes Valero dijo que esto es en cuanto a la clase y en medidas preventivas, cada hora son cuestionados los alumnos sobre su salud, además de lavarse, desinfectarse las manos, no con el fin de crear sicosis sino de atender medidas para seguir con el control que se ha tenido con la enfermedad, finalizó.