Los Ángeles, E.U.- Brad Pitt, Renée Zellweger, Sarah Larson, Dita Von Teese y Javier Bardem, antes de ser conocidos, vivieron de sus cuerpos.

A diferencia de lo que se puede pensar, muchas de las grandes estrellas de Hollywood no iniciaron sus carreras en la pantalla; varios, como Brad Pitt o Renée Zellweger,  Sarah Larson y Dita Von  Teese lo hicieron como bailarines eróticos.

Gracias a sus trabajos como desnudistas, diversos productores pudieron observar sus cualidades para la actuación y el modelaje, ayudándolos a entrar  a Hollywood, donde   gozan de popularidad, cobrando miles de dólares por  cada una de sus cintas.

El sitio de internet Celestrellas.com reveló el nombre de varias de las personalidades que laboraron como strippers antes de saltar a la fama y ser conocidos internacionalmente.

El caso de Sarah Larson , quien durante su juventud se vio tentada a estudiar medicina; sin embargo, tomó la decisión de  aprender artes escénicas. Trabajó varios años como camarera y dama de compañía.

Rentaba sus servicios a varios empresarios, a quienes deleitaba con bailes sensuales por una módica cantidad de dinero.  Su primer contacto con la televisión lo tuvo al participar en Fear Factor.  Fue novia de George Clooney. La revista People la calificó como una de las mujeres más bellas del 2008.
El caso más conocido es el de Brad Pitt, quien a sus 46 años sigue siendo uno de los hombres "más deseados" en la industria del cine.

Este actor se dio a conocer en 1989 en la cinta Filo de sangre. Pitt ha asegurado en repetidas ocasiones que no habría podido llegar a Hollywood si no hubiera sido por su empleo en un club de strippers. Ahí conoció a una persona que lo encaminó al mundo de la actuación a cambio de una bailadita en privado.

Lo cierto es que cuando descubrió que su futuro no estaba en el aula de estudios, la actriz Dita Von Teese abandonó  la universidad a los 19 años para formar parte de un centro de espectáculos como bailarina. Ahí aprendió diferentes tipos de danzas, las cuales le servirían para popularizarse, entre ellas es que gusta bañarse en champaña.

La mente maestra de películas como Juno y Jennifer's Body, trabajó como desnudista. Tiempo después Diablo Cody cambió de profesión y probó como empleada de una hot line. Ganó el Oscar a Mejor Guión en 2008.

Javier Bardem es otro actor y ganador de la estatuilla dorada,  decidió trabajar como desnudista en un centro nocturno de esos en los cuales  se les pone   billetes en el calzón. El español sacaba el suficiente dinero para subsistir a la edad de 20 años. Actualmente, mantiene una relación con la actriz Penélope Cruz y ha participado en varias producciones internacionales y ya habla de matrimonio con su paisana.

Durante los 80, Renée Zellweger  laboró  en un restaurante ubicado en Texas. Ahí se desempeñaba como mesera y realizaba en sus tiempos libres algunos bailes exóticos. La actriz ha asegurado en repetidas ocasiones que nunca se desnudó completamente, pero eso sí,  afirma que domina en todo la extensión de la palabra el tubo.