Tags: saltillo, ramos arizpe, mexico, coahuila, bullying


México, DF.- En las últimas semanas las redes sociales han jugado un papel fundamental para dar a conocer problemas que enfrentan los jóvenes y adolescentes de México, y que los llevan al suicidio, o bien, los hacen presa de acoso por parte de sus compañeros.

Esta semana el caso de Gabriela Hernández Guerra, de 22 años, quien se quitó la vida después de anunciarlo por Facebook, conmocionó a las redes sociales.

Hernández Guerra, originaria de Misantla, Veracruz, era una estudiante y trabajadora de un negocio de arreglos florales, tuvo un “noviazgo” por chat con un ecuatoriano que ella misma identifica como Julio. Nunca se vieron, pero según sus últimas publicaciones, dio a entender que su decisión se debió a que la relación había terminado. Después de anunciar varias veces sus intenciones de suicidio, decidió llevarlo a cabo.

Una llamada de auxilio que sí fue escuchada es la de otra joven de 18 años, originaria del puerto de Veracruz, quien también planeaba quitarse la vida, pero que fue interceptada por elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) momentos antes de que saltara al vacío en un puente de la ciudad.

Su madre encontró una carta en la que detallaba que el motivo de su suicidio era el trauma que le dejó que un primo la atacara a los cinco años.

En Tijuana, el pasado sábado una joven de 16 años intentó suicidarse al arrojarse al tráfico vehicular, al ser rescatada declaró que desde hace 10 años era víctima de abuso sexual por parte del esposo de su madre, quien primero le hacía tocamientos y después la sometía para tener relaciones sexuales.

El suicidio en México se ha convertido ya en un problema que afecta principalmente a los jóvenes, quienes ante situaciones de desamor, problemas familiares y económicos optan por quitarse la vida advierten especialistas y estadísticas que apuntan a esta como la segunda causa de muerte en el país.

Según datos oficiales, cada día, en promedio, al menos 20 personas en el país intentan suicidarse y por cada una que lo consigue se afectan al menos 6 personas cercanas.

En las tres últimas décadas, la tasa de suicidios en México se cuadruplicó al pasar de dos por cada 100 mil habitantes a 7.6, hasta el 2011, según las últimas cifras disponibles.

El 42% de los casos de suicidio se registró en jóvenes entre 15 y 24 años de edad, seguido por el rango de edad de 25 a 34 años. Cada 24 horas fallecen alrededor de 16 personas jóvenes por esta causa. El sector “más susceptible” de tomar esta decisión son las mujeres que cursan el nivel secundaria.

Datos del INEGI revelaron que el método más usado es el de ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación. Le siguien el disparo de arma y luego el envenenamiento.

El suicidio se realiza en la vivienda particular, otros sitios comunes son la calle o las carreteras.

Las mujeres optan por las pastillas o corte, que no son tan letales, en cambio los hombres lo logran prácticamente a la primera.

EL BULLYING

El pasado fin de semana se hizo público el caso de Roberto Hernández, un alumno de secundaria, quien tras los golpes que recibió por un grupo de al menos seis de sus compañeros quienes lo molestaban por negarse a fumar con ellos, fue internado en el área de terapia intensiva de un hospital local.

El sábado, en las redes sociales se ventiló el caso de “Norma”, una estudiante de secundaria que en un video se observa cómo es agredida por otra menor de nombre “Karla”.

“Norma” recibió múltiples golpes en la cara que dañaron su ojo izquierdo y en el video se observa cómo su atacante, ya una vez sometida, la golpea con el puño cerrado, por motivos que dice desconocer.

De acuerdo con estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar internacional en casos de bullying entre estudiantes de secundaria.

Según el organismo, el número de casos de acoso o bullying en el país ha aumentado y afecta a 40% de los 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria, en instituciones educativas públicas y privadas.

En tanto, América Latina es la región más violenta del mundo y también el área donde los estudiantes padecen más bullying o acoso escolar, con un 70% de casos, según la organización Plan Internacional.