Torreón, Coah.- La extrema violencia que azota a Torreón hizo blanco esta vez en el titular de la Policía Preventiva de ese municipio, Adelaido Flores, a quien un comando armado trató de ejecutar.

“Nos tocó ver cómo nos atacaban del lado izquierdo”, declaró horas más tarde el jefe policiaco, quien salió ileso.

Los hechos se suscitaron la tarde de ayer cerca del estadio de futbol Territorio Santos Modelo, donde hombres armados agredieron a tiros a un contingente de la policía que repelió el ataque.

La refriega activó el Código Rojo y fuerzas de las distintas corporaciones policiacas dieron apoyo, lo que derivó en un fuerte enfrentamiento que dañó varios establecimientos comerciales.

El jefe policiaco encabezaba el rondín oficial cuando sucedió la agresión en el que por fortuna salió ileso; no así cinco agentes que lo acompañaban y quienes resultaron lesionados cuando repelieron el ataque, matando a dos de los sicarios.

“Estoy bien y listo para seguir dándoles seguridad a los ciudadanos”, agregó.

En el sitio donde ocurrió el ataque quedaron destruidas tres camionetas de reciente modelo, teniendo en su interior armas de grueso calibre, granadas, fornituras así como cartuchos hábiles de distintos calibres.

También dos agentes municipales fueron lesionados por arma de fuego. Los agresores huyeron a bordo de un taxi con destino a Chávez, en el ejido Hidalgo abandonaron dicho vehículo; de este evento un civil salió lesionado.

Más tarde, en un lote baldío cerca del lugar, se encontraron dos cuerpos sin vida de jóvenes de entre 20 y 25 años, el primero de ellos llevaba una capucha café, chaleco antibalas, pantalón de mezclilla y playera de tirantes tipo militar, el segundo vestía pantalón de mezclilla azul y cinto negro, ambos presentaban varios impactos de bala en cuerpo y rostro.

Este es el ataque 47, en lo que va del año contra las fuerzas municipales.