Tags: seguridad, piedras negras, pgr, gates, coahuila


Piedras Negras, Coah.- Un ataque a granadazos sufrieron unidades del Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE) de la Secretaría de Seguridad Pública mientras custodiaban en las oficinas de la Subdelegación de la PGR en Piedras Negras a un grupo de cuatro sujetos detenidos, entre los que se encontraban dos de los reos fugados del Cereso de esta ciudad el pasado mes de septiembre.

De acuerdo con la Vocería para Asuntos de Seguridad del Estado, todo sucedió en pocos minutos cuando los agentes del GATE ponían a disposición del MP a los detenidos y varios sujetos armados a bordo de un vehículo en movimiento los rafaguearon y les lanzaron granadas.

El estruendo se escuchó en la colonia Las Fuentes, donde se ubica la subdelegación federal de la PGR, justo en la entrada del Campus de la Universidad Autónoma de Coahuila, donde por fortuna se suspendieron las clases.

Aún así, decenas de personas huyeron despavoridas y se refugiaron en casas y negocios, mientras que las actividades en esta zona de todo tipo se paralizaron.

La vocería dio a conocer que tras el ataque se activó el Código Rojo, sin embargo no se reportaron víctimas. Tras la agresión, elementos del Ejército llegaron al apoyo formando un perímetro de protección, mientras las autoridades del Estado hacían recorridos de búsqueda de los agresores.

Las autoridades sólo reportaron daños leves a patrullas y a la fachada de la subdelegación federal, que permanece resguardada.

Dos de ellos, Marco Antonio Gutiérrez Ávila y Miguel Ángel Nava Patiño, fueron identificados como parte de los internos que se evadieron del Cereso.