Piedras Negras, Coah.- La edad para contraer matrimonio o vivir en pareja, ahora es más bajo en la población y esto incrementa los problemas familiares, aseguró la psicóloga del Centro de Atención e Integración Familiar coordinación Piedras Negras, Hilda Rocío Vásquez.

Agregó que al menos el 50 por ciento de un promedio de 40 atenciones semanales obedecen a casos de conyuges jóvenes con hijos, incluso matrimonios reconstruidos, a quienes se les dificulta su compromiso y su relación se vuelve conflictiva.

Mencionó que tienen terapias con parejas adolescentes de 14 a 15 años de edad que viven en unión libre donde la probabilidad de solucionar su relación es casi nula debido a los factores de inmadurez para enfrentar y solucionar problemas.

Las principales dificultades que enfrentan, dijo, es que quieren seguir y divertirse como adolescentes sin pensar que tiene un compromiso de adulto, a esto le añade la falta de solvencia económica para sopesar una paternidad prematura.

“Pareciera al principio que el matrimonio les resulta fácil a estos adolescentes, pero en realidad la edad influye y surgen los problemas; para ésto, todos tienen ya al menos un hijo”, sostuvo.

Esto afecta el desarrollo de los hijos, añadió, pues los padres tienden a ocuparse más en otras actividades por los problemas de pareja que por fomentar el crecimiento del hijo generando desatención.

Para esto, el CAIF “reeduca o encuadra” a las jóvenes parejas para que encaucen su camino aunque sea separados.