Tags: sedena, sedena, saltillo, pfp, coahuila


Saltillo.- Un comando armado a bordo de dos camionetas blindadas atacó la tarde de ayer las instalaciones de la Procuraduría General de la República en Saltillo, lesionando a tres agentes federales y a un civil que pasaba por el lugar.

Fuentes de la Procuraduría de Justicia del Estado aseguraron que el ataque contra la PGR, ubicada en el cruce de las calles Coss y Dionisio García, podría estar relacionado con la detención de un presunto capo del narco detenido el sábado durante una balacera en la colonia Valle de las Flores, en la que murió una mujer y tres menores resultaron heridos.

Y es que fue precisamente a las instalaciones de las PGR a donde fue llevado el presunto jefe de plaza detenido y donde se tiene resguardado el Bora blanco en el que viajaba, y en el que le fue hallado un arsenal de alto poder.

Informes extraoficiales detallan que diversos elementos de la PFP se encontraban resguardando las instalaciones de la PGR cuando fueron atacados por civiles armados a bordo de dos camionetas, en un hecho que duró apenas unos segundos.

Los agentes federales repelieron la agresión pero no lograron detener a los criminales y de inmediato se activó el Código Rojo, y en cuestión de minutos el lugar se pobló de militares y policías de diversas corporaciones, que acordonaron el lugar provocando un caos vehicular.

Inmediatamente después se desplegó un operativo de búsqueda por distintas calles y avenidas de Saltillo de los sujetos que orquestaron el ataque, pero al parecer sin éxito.

No fue sino hasta que el área fue asegurada que los diferentes cuerpos de rescate llegaron al lugar del ataque y trasladaron a los tres uniformados –y al civil herido– a diferentes hospitales de la ciudad.

Sujetos armados

A las 15:00 horas, agentes llamaron a la Cruz Roja informando que se dirigían a las instalaciones con un lesionado. Diversas corporaciones acudieron a apoyar a la institución.

A las 17:40 horas se desactivó el Código Rojo.

Se reportaron sujetos armados a bordo de una camioneta color blanco en los cruces de Corona y Abasolo, y también en Hidalgo y Reynosa.