Tags: tamaulipas, tamaulipas, secundaria número 5 carolina balboa gojón, norma yanet barrientos treviño, lesiones, golpes, bullying


Tamaulipas.- El bullying cobró la vida del jovencito, al cual identifican como Jonathan “N”, quien murió por fracturas y golpes contundentes en diferentes partes del cuerpo.

Norma Yanet Barrientos Treviño, agente cuarto del Ministerio Público, relató que la noche del miércoles recibió el reporte de la defunción del menor.

Barrientos señaló que al filo de las 22:30 horas del miércoles le llamaron del Hospital Carlos Canseco para decirle que había muerto un niño de 13 años, la causa, fracturas y golpes contundentes en diferentes partes del cuerpo.

Al asistir a la sala de urgencias del hospital para dar fe de los hechos, la agente conoció a Fernando Alberto Mares Pérez, el padre del niño muerto, quien dijo era gemelo y cursaba el primer grado en la Secundaria Número 5 "Carolina Balboa Gojón".

Mares Pérez relató que el menor les contó que fue agredido por sus compañeros desde la tarde del jueves 15 de noviembre, que lo golpearon y luego se subieron arriba de él, "haciéndole bolita".

Desde entonces, Jonathan sólo manifestaba sentir dolor en un brazo, aunque ahora se sabe que por presuntas amenazas que recibió de sus agresores no dio más detalles a sus padres.

Fue hasta el martes 20 de noviembre cuando el niño ya no soportó el dolor en su brazo y en el pecho; entonces les relató lo que sucedió a sus padres quienes lo llevaron al hospital Carlos Canseco, en donde lo internaron para su atención, sin embargo el menor falleció la noche del miércoles.

Pese a los detalles aportados por Jonathan antes de morir, los directivos de la escuela secundaria negaron en reiteradas ocasiones que en dicho plantel ocurriera la agresión al menor, por lo que ahora las autoridades realizan investigación.

No faltó quien trato de difundir la versión, aún no confirmada, de que el alumno padecía de problemas cardiacos