México, DF.- Seis integrantes de una banda de presuntos plagiarios conocida como “Los Pipos” fueron detenidos por agentes de la Policía Federal Preventiva, en la ciudad de Cuautla, en el estado de Morelos.

Los detenidos serían los presuntos responsables del secuestro de una estudiante de Odontología de 19 años, plagiada el 7 de abril de este año y por quien exigían 5 millones de pesos para dejarla libre.

De acuerdo con la Policía Federal, la denuncia de secuestro y la investigación del caso este caso obran en la averiguación previa averiguación previa PGR/SIEDO/UEIS/093/2008.

La PFP señala que la joven fue secuestrada por dos sujetos cuando se dirigía a su escuela, a bordo de una combi de transporte urbano. La víctima estuvo en cautiverio 16 días, en un domicilio que fue empleado como casa de seguridad por esta organización criminal.

Resultado de la orden de localización y presentación mediante el oficio SIEDO/UEIS/12696/2008, girada por el gente del Ministerio Público de la Federación, los agentes federales implementaron un operativo en la localidad de Cuautla y detuvieron a: José Manuel García Enríquez, “El Pipo” y/o “El Chema”, de 33 años, ex policía ministerial del estado de Morelos. En la organización era el presunto encargado de la logística y del cobro de los rescates.

Víctor Manuel Arroyo Pérez, “El Dorico”, de 37 años, ex policía de Tránsito y Ministerial, en el estado de Morelos, dado de baja de ésta última en el año 2004, presuntamente por abuso de autoridad.

Óscar Jonathan Prada Madrigal, “El Jona”, plomero, de 30 años, originario de Cuautla, Morelos.

Antonio Hernández Anzures, “El Huevo”, chofer de combi, de 33 años, originario de Cuautla, Morelos.

Mario Alberto Ramírez, “El Bartolo”, chofer de combi y empleado de la empresa refresquera, de 28 años, originario de Cuautla, Morelos.

Alfredo Prada Madrigal, “El Chaca”, mesero, de 34 años, originario de Yautepec, Morelos, quien se encargaba de custodiar y alimentar a las víctimas. \ Entre los objetos asegurados, la PFP halló un arma de fuego 38 súper, otorgada por la Procuraduría del estado de Morelos, bajo resguardo de José Manuel García, así como una factura a nombre de Víctor Hugo Martínez Rodríguez.