Tags: ozzy osbourne, madonna, lady gaga, celebridades, celebridades


MSN Ciudad de México.- El gobierno indonesio ha prohibido los conciertos de la popular y siempre estrambótica cantante aduciendo que se trata de un espectáculo satánico. No es la primera vez que censuran a esta artista. Como tampoco es ella la primera, ni probablemente última, señalada como seguidora de Satán y acusada de pervertir a los jóvenes. Son los regímenes teocráticos, religiosos, y totalitarios los que más gustan de estas listas de artistas diabólicos.

Qué en Londres cuentan que Lady Gaga dejó pruebas de haber practicando un rito en honor del diablo en la habitación de un hotel... pues el gobierno indonesio ya tiene 'pruebas' para acusar a la cantante y prohibir su actuación. A Lady Gaga le han prohibido actuar ya en China, Irán y ahora en Indonesia. Un buen palmarés para una artista que apuesta por la provocación. El altar de los cantantes satánicos está de lo más disputado.

Es dificil igualar el número de ampollas, sobre todo religiosas, que han levantado canciones y espectáculos de Madonna. La 'reina del pop' ha ha sufrido no ya la prohibición sino también la amenaza de diferentes grupos integristas. El último intento de prohibir una actuación de la cantante ha venido de un grupo de ortodoxos rusos. No lo consiguieron y Madonna volvió a crucificarse en el escenario.

Marilyn Manson tiene el honor de encabezar el listado de artistas acusados de satánicos. También cosecha todo tipo de censuras y prohibiciones. En varios países han querido practicarle exorcismos porque consideran que representa al mismísimo diablo e incita al pecado y a la corrupción a los jóvenes.

La leyenda satánica acompaña al grupo de rock Iron Maiden desde sus orígenes. Pero, es su álbum 'El número de la bestia' el que más ha alimentado el mito y las acusaciones. Numerosas organizaciones religiosas, de católicas a musulmanas, han apoyado campañas en su contra.

Ese es el nombre con el que se bautizó a los Rolling Stone tras la salida del disco homónimo en 1967. Varias veces censurado, una de las últimas en China, el grupo que lidera Mike Jagger sí que ha debido hacer un pacto con el diablo para seguir década tras década dando conciertos.

Elvis Presley, 'el rey del rock', también fue incluido en la lista de artitstas seguidores de Satán y afiacionados a rituales. Las letras de algunas de sus canciones y los movimientos de su pelvis escandalizaron a muchos y le pusieron en la diana de las organizaciones religiosas más puritanas. Viéndole hoy, con ese aspecto de niño bueno, parece mentira. Pero, ya se sabe que el diablo gusta de disfrazarse.

Los precursores del heavy, los ingleses Black Sabbath, también tienen fama de satánicos, en especial su cantante, Ozzy Osbourne, a quien muchas organizaciones cristianas declararon 'enemigo de Dios' en los ochenta del pasado siglo.

Cuentan las 'malas lenguas' que la canción que más mensajes satánicos contiene es 'Escalera al cielo' (Stairway to Heaven) de Led Zeppelin

El rapero Eminem cae mal a muchos. Las letras de sus canciones ponen los pelos de punto a los guardianes de las buenas maneras y sus provocativas apariciones en público han sido más de una vez censuradas.

Hasta la buena de Shakira tiene sus censores. En Medio Oriente la han vetado porque consideran que uno de sus últimos temas 'How Do You Do' falta el respeto a los musulmanes.

Las autoridades de medio oriente querían que Shakira quitase una canción de su último álbum pero la cantante se negó. En Afganistán la prohibieron actuar por ir demasiado 'ligera' de ropa y ofender la buena moral.

También los Beatles han sido señalados como seguidores de Satán. Queda claro que para algunos creyentes no hay artista del pop o el rock que merezca el cielo.