Saltillo, Coah.- “En la Casa de los Niños me siento protegido”. “Nos han cambiado la vida, aprendemos a vivir sin violencia y cambiar por ellos”, son algunas de las frases de pequeños y madres de familia que reciben apoyo de la asociación civil fundada hace 10 años y que hoy arrancó su campaña de boteo.

A lo largo del fin de semana, personal y voluntarios de la Casa de los Niños de Saltillo realizarán su campaña anual de boteo por bulevares y centros comerciales para ayudar a familias como la de María Esperanza Rodríguez.

“Son dos niñas, ellas tenían problemas emocionales y reciben atención psicológica, además de alimentación y educación; también uno recibe pláticas para mejorar”, explica la madre de familia.

Relata que su pequeña tenía problemas de agresividad y de retraso educativo: “Ella le pegaba a todos en la escuela, no medía edades, siempre tenía quejas, luego mi otra niña también, porque ya era por el problema de violencia de familia que teníamos”, recuerda María Esperanza.

Menciona que su esposo la maltrataba, y a lo algo de sus nueve años de vida su hija creció con traumas que poco a poco son superados. “En un tiempo me veía acelerada y empezaba a pellizcarse y llorar cuando veía maltrato, como lo hacía yo cuando me pegaba, pero van mejorando, porque las están ayudando mucho y nosotros también, si cambiamos fue por ellas”, explica la madre de familia proveniente del sector de Las Tetillas.

UNA PUERTA ABIERTA

A través de atención psicológica, la familia de María Esperanza ha visto resultados positivos, porque lo que se busca generar en la Casa de los Niños no solamente radica en los cambios de los pequeños sino también en los padres de familia.

Otro de los más de 200 casos que son atendidos en la Casa de los Niños es el del pequeño Javier Alberto, a quien se le brinda apoyo educativo.

“Me gusta ir a trabajar, a estudiar, de grande quiero estudiar matemáticas”, dice con singular alegría el niño, a quien se le apoya en estas materias y que ya tiene un sueño por cumplir porque, como lo comenta María Arriaga, el apoyo es incondicional:

“Para nosotros que batallamos mucho, que estamos llenos de carencias, el apoyo que le dan a nuestros niños es mucho, porque los ayudan a querer ser algo”, dice.

Por lo anterior, Guillermo Rodríguez, presidente del Comité de la Asociación, invitó a todos los saltillenses para que con su apoyo la Casa de los Niños pueda mantener su cooperación rescatando a pequeños y sus familias de la adversidad en que viven en el sector de Las Tetillas.

BENEFICIOS

» Este fin de semana, personal y voluntarios de la Casa de los Niños de Saltillo realizarán la campaña de boteo en los principales bulevares y centros comerciales.