Saltillo, Coah.- Tras las fiestas de Navidad y año nuevo, donde generalmente se gasta el ingreso extra que se recibe en diciembre por concepto de aguinaldo, llega la famosa cuesta de enero a la que algunos pueden hacer frente solo apoyándose en el recurso que obtienen al empeñar alguna alhaja o aparato electrodoméstico en las casas de empeño.

Será por ello que en los primeros meses de cada año, las casas de empeño en el país ven un repunte en el número de usuarios que llegan a ellas para empeñar alguna prenda, aunque la tendencia es que el 90% de ellas es recuperada por sus dueños.

Por su parte, el sector comercio más que verse afectado el primer mes del año, resiente una cuesta pero de febrero, toda vez que en enero una parte de la población recibe su otra parte de aguinaldo, pero aunado a ello el Día de Reyes también genera ventas en el sector.

Ante ello se preparan tomando medidas con tiempo, para enfrentar una situación que reconocen es cíclica en este sector y por ello no es algo que les sorprenda, ya quede intempestivo no tiene nada.

AUMENTAN 10 a 15% EMPEÑOS EN ENERO

En el rubro de casas de empeño, uno de los grupos más representativos en el país y que en los últimos años ha tenido un crecimiento importante es Prendamex, pues actualmente cuenta con 800 sucursales en el país (más de 50 abiertas el último año) y del total 650 se manejan a través de franquicias con 110 propietarios; asimismo en este sistema se atiende en total a 1 millón 100 mil personas y otorgan en préstamos 500 millones de pesos mensuales.

En entrevista con Zócalo Saltillo, el director general de Grupo Prendamex a nivel nacional, Roberto Alor Terán, comentó que durante el primer mes del año crece entre 10 a 15% la afluencia de las personas a las casas de empeño, en dónde reciben todo tipo de artículos, aunque principalmente se deja en garantía alhajas de oro y electrodomésticos pequeños como estéreos, cámaras, celulares y televisores pequeños.

Completar los regalos del Día de Reyes o por el reinicio del ciclo escolar en enero, son algunos de los motivos por lo que se genera este incremento de afluencia de personas en las casas de empeño, particularmente durante la segunda quincena de ese mes.

En el caso de Prendamex, Alor Terán dijo que tienen un promedio de préstamo de mil 400 pesos, aunque no es un límite que ponga la casa de empeño, si es el promedio que demanda la población, asimismo es un préstamo de corto plazo y mayormente en un par de meses recuperan la prenda que dejaron en garantía, esto se da en el 90% de los casos.

Sin embargo, añadió que la temporada más fuerte para las casas de empeño se presenta en agosto y septiembre con el regreso a clases, pues aquí aumenta en un 20% el número de personas que acuden a dejar alguna prenda como garantía.

“Pero realmente la demanda o el empeño ya se volvió una forma de financiamiento recurrente que se da durante todo el año, pero hay como épocas del año en que aumenta como en el regreso a clases, regreso de vacaciones de Semana Santa y en inicios de año con la cuesta de enero, pero en realidad se mantiene la demanda todo el año porque hay necesidad de completar el gasto”, aseguró.

Asimismo, del porqué la gente acude más a una casa de empeño en lugar de ir a una institución bancaria a solicitar un crédito, el director general de Grupo Prendamex respondió “la mayoría de nuestros clientes no tienen acceso a bancos, son personas de nivel socioeconómico bajo, el 60% son amas de casa y el otro 40% son trabajadores mayormente informales o no tienen un empleo fijo y por ello no tienen acceso a otro tipo de créditos como puede ser Fonacot, ISSSTE, Seguro Social o de Infonavit, ahora sí que no tienen historial crediticio”.

Aunque en diciembre las personas duplican o triplican sus ingresos, aprovechan esos recursos adicionales para pagar sus deudas, como ejemplo citó que en diciembre baja un 10% la demanda en las casas de empeño y los clientes pagan su empeño, para luego regresar normalmente en enero.

“Algunos gastan en exceso en diciembre y en enero empiezan a tener problemas hacía finales de ese mes, aunque algunos todavía les dura el aguinaldo la primer quincena de enero, pero ya después empiezan a tener necesidades de financiamiento”, indicó.

El director general de Prendamex comentó que en todo el país hay casas de empeño, aunque también es cierto que hay regiones donde se tiene un alto nivel de saturación, entre ellas el área metropolitana de Monterrey donde se tienen una ó dos por cuadra, así como en Tijuana y Guadalajara; asimismo de acuerdo al censo económico del INEGI en el país había cinco mil 948 casas de empeño al 2008.

Sobre la aplicación de intereses, comentó que esto varía de acuerdo a la región del país pues en el centro del país, normalmente se cobra un 5% de interés y 5% por almacenaje, mientras que en el norte se aplica un 8% de interés y 8% de almacenaje.

Finalmente a quienes van a empeñar algún objeto a este tipo de negocios, les recomendó que se aseguren de que el contrato este autorizado por Profeco, porque ello garantiza que cumplen con la NOM que regula a este tipo de negocios, pero también deben de verificar que cuenten con un seguro que proteja las prendas en caso de robos y extravíos.

REVISA PROFECO CASAS DE EMPEÑO

La Procuraduría Federal del Consumidor implementa durante varios meses al año operativos en casas de empeño, este 2010 en la primera etapa de su Programa Nacional de Verificación y Vigilancia de Casas de Empeño 2010, en donde vigilaron que los prestadores del servicio de mutuo con interés y garantía prendaría ajusten su comportamiento comercial a lo dispuesto por la Ley Federal de Protección al Consumidor y cumplan con la Norma Oficial Mexicana NOM-179-SCFI-2007.

Asimismo en ese programa también se verifican las básculas y balanzas para constatar que su funcionamiento sea conforme a la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SCFI-1994, relativa a instrumentos para pesar.

Entre los resultados estuvieron la realización de más de 680 visitas de verificación a casas de empeño, 241 de ellas fueron emplazadas por incumplimiento con las normas, asimismo se colocaron sellos en 30 establecimientos.

Mientras que a nivel local, el delegado de Profeco en Coahuila, Carlos de Lara Mc Grath, comentó que este año realizaron tres programas de verificación, para revisar que cuenten con su contrato de adhesión debidamente registrado ante esta Procuraduría, además de que cumplan con el comportamiento comercial, no nada más con lo que establece la LFPC, sino también con lo que dice la NOM.

En Saltillo existen 34 casas de empeño, de las que se reciben quejas principalmente relacionadas con que no se les respetó el tiempo para hacer algún refrendo y por la venta del artículo pignorado.

Mientras que la recomendación a quienes acuden a este tipo de negocios es que busquen la mejor oferta en el mercado, aunque conforme a información de la Dirección General de Estudios de Consumo, las fundaciones de asistencia privada cobran un interés más bajo que las casas de empeño comercial y por ello es importante que observen esa situación, porque es una cantidad muy significativa entre unas y otras.

COMERCIOS TEMEN MáS A CUESTA DE FEBRERO

A su vez, el presidente de la asociación de Comerciantes Organizados del Centro de Saltillo, Fernando Oyervides Thomas, reconoció que en enero les baja algo las ventas, pero no en su totalidad, toda vez que en ese mes hay quienes reciben la última parte de su aguinaldo, además de que se generan compras por el Día de Reyes, así como por aquellas personas que continúan comprando ropa y calzado de inverno.

Por ello, comentó que es en febrero cuando en realidad sienten “una cuesta” porque bajan las ventas hasta un 50% y por ello es el mes más difícil de todos durante el año, pero debido a que es una situación cíclica, entre las medidas que se adoptan es manejar bien los recursos que ingresan al negocio por concepto de las ventas de diciembre, para que así se puedan cubrir los gastos operativos de los meses difíciles.

“Ya es una cuestión de organización y administración en los negocios, de que en los meses buenos es cuando sale para solventar los meses que están a la baja, como viene siendo una parte de enero, pero la más difícil es febrero y otro tanto marzo, pero luego ya empieza el repunte en primavera “, aseguró.

Oyervides Thomas manifestó que el repunte de ventas fuertes para el sector comercio en el año son en diciembre y en los meses de mayo, junio y julio debido al Día de Madres, la entrega de utilidades y las graduaciones de las escuelas.

Apúntelo

10 a 15% se incrementa afluencia a casas de empeño desde finales de primer semana de enero

1,400 pesos préstamo promedio que se solicita empeñan alhajas y aparatos electrodomésticos.

90% De quienes empeñan una prenda la recuperan

60% de clientela de casas de empeño son amas de casa

40% restante trabajadores que no tienen empleo fijo