×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 4 años
[Ciencia]

Científicos estudian genes de especie de ave mexicana en peligro

Sin Embargo

Diversos investigadores analisan el ADN de la pardela de Revillagigedo para determinar su prioridad de conservación.

Imprimir
México, DF.- Valiosa información genética sobre el debate taxonómico en torno a la pardela de Revillagigedo fue aportada por un grupo científico de los institutos de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de Ecología (Inecol) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, así como de la Universidad Estatal de San Francisco (SFSU).

La pardela de Revillagigedo es el ave marina más rara y en mayor peligro de extinción en México y en el continente americano, de acuerdo con una publicación en la Gaceta UNAM por lo que los investigadores resaltaron la importancia de ahondar más en su información genética.

Estas aves enfrentan problemas serios como especies invasoras y contaminación luminosa, además que en las islas Socorro y Clarión -donde habitan- sufren efectos de fauna exótica. Otra amenaza que es que al forrajear en el mar, son vulnerables a quedar en las redes de los botes de pesca.

Las pardelas de Revillagigedo no están exentas tampoco de la contaminación de plásticos que las afecta como a otras aves marinas.

La investigación fue el primer análisis de ADN de estos especímenes que son parte de la Colección Nacional de Aves resguardada en el Instituto de Biología y de la colección de la Facultad de Ciencias. Para dichas pruebas también se usaron muestras actuales de la especie de Isla Socorro y la información fue comparada con el ADN de las pardelas de Newell que habitan en Hawái, Estados Unidos.

Los hallazgos de los investigadores sobre la especie es que no hay divergencia genética a diferencia de una separación propuesta por algunos autores basados en diferencias morfológicas sutiles y de temporada de anidación.

Los datos genéticos sugieren que ambas poblaciones entre las de Revillagigedo y de Newell se encuentran en procesos incipientes de diferenciación, pero no lo suficiente para considerarlas distintas. Una de las discordancias entre ambos ejemplares es en el plumaje que restringen a la coloración del cuello, que es blanca y negra en ambas, sólo que el de las aves mexicanas la división entre las dos tonalidades es más difusa.

La información taxonómica revelada tiene como objetivo buscar coordinación de estrategias coordinadas al encontrar similitudes en puntos clave de sus vidas, por lo que sugieren colaborar junto a investigadores de Hawái para encontrar tácticas que busquen la preservación de esta especie en ambos archipiélagos.

Cabe mencionar que el equipo recientemente publicó en la Revista de Ornitología de Alemania el hallazgo de la presencia de las pardelas en el interior de Isla Carrión, parte de ese archipiélago donde fue descubierta y que no se le veía ahí desde hace aproximadamente 30 años.

Para el estudio genético se emplearon muestras de ADN ancestral de fragmentos de hueso de dos ejemplares de la Colección Nacional de Aves del Instituto de Biología que datan de 1925 y un ejemplar de la Facultad de Ciencias más reciente, así como muestras nuevas de sangre y plumas que permiten valorar la situación del flujo de genes.

La idea de hacer las comparación de la información genética era corroborar la situación de sus poblaciones para ver si se trataba de una subespecie, así como su prioridad de conservación.

Es por ello que buscaron indicadores sobre su población, historia, demografía pasada y actual, variabilidad genética y conectividad entres ambas especies.

Estas aves tienen crías que tardan cerca de tres meses en desarrollarse, dependen de la cantidad de alimento que les den sus progenitores y anidan en madrigueras que hacen en el suelo, para alejarse de depredadores. Llegan a vivir hasta 25 años o más.

bs
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
[Coahuila]
hace 6 horas
[Espectáculos]
hace cerca de 23 horas
[Seguridad]
hace 6 horas
[Deportes]
hace 6 horas
similares