Saltillo, Coah.- El mal uso de los juegos de pirotecnia suele causar daños desde los mínimos hasta irreversibles en la integridad de las personas y niños, el día último del año, tres personas atendidas en Cruz Roja están a punto de perder un ojo por tal motivo.

Como a lo largo del mes de diciembre, el miércoles desde temprana hora comenzaron a llegar a las instalaciones de la benemérita institución las personas con diversas lesiones y quemaduras de primero y segundo grado.

El número de incidentes aumentó considerablemente después de las 00:00 horas, es decir, a principios de este año, exactamente a las 00:27, los padres de Eliud Sena Gallegos pidieron que lo atendieran.

El menor, de tan sólo 5 años, presentaba quemaduras y unas cortadas en su mano derecha.

Por otro lado, eran las 00:38, cuando arribó Guadalupe Tobías González, de 27 años.

La joven, quien también se encontraba jugando con cohetes, presentó quemaduras en ambos labios y una mejilla,.

Posteriormente, a las 00:40, Jasiel Alonso Mata, de 7 años, llegó al hospital con sus padres, luego de haber sufrido quemaduras de segundo grado en la frente y una lesión en el ojo.

Otro de los que sufrieron lesiones en un ojo fue César Iván Espinoza Barboza, de 25 años. Y finalmente a la 1:29 horas, Francisco Hipólito Oviedo Pacheco, de 29 años, con domicilio en la calle Rancho de Peña, también sufrió quemaduras de primero y segundo grado.