Tags: nadia comaneci, londres 2012, juegos olímpicos, gimnasia


México.- Considerada una de las más grandes atletas de todos los tiempos, la gimnasta rumana Nadia Comaneci fue la primera en la historia en obtener la calificación perfecta, 10, con una soberbia actuación en las barras asimétricas en los Juegos Olímpicos Montreal 1976.

Nacida el 12 de noviembre de 1961 en Onesti, Rumania, Nadia Elena Comaneci fue descubierta a los seis años por el entrenador Bela Karolyi, quien la vio en su escuela realizando algunos ejercicios.

En 1969, Comaneci compitió en su primer campeonato rumano, en el que terminó en la décima tercera posición, y en 1970 ganó su primer campeonato nacional. Tres años más tarde, cuando contaba con nueve, participó en su primera competencia a nivel internacional.

En Montreal 1976, la rumana se convirtió en una de las grandes estrellas de la justa, luego que, a los 14 años, logró el primer 10 en la historia de la gimnasia olímpica, en las barras asimétricas, para llevarse, sin lugar a dudas, el oro.

Además de convertirse en la gimnasta más joven en conseguir una presea dorada, la rumana consiguió otras seis calificaciones perfectas en la justa canadiense, para adjudicarse tres oros -all around, viga de equilibiro y asimétricas-, la plata por equipos y un bronce en manos libres.

Pro si fuera poco, la marca que impuso como gimnasta más joven en conseguir el oro nunca podrá ser superada, debido al cambio en la regla de la edad mínima que una gimnasta debe tener para participar en Juegos Olímpicos, que ahora es de 16 años.

En 1976, la gimnasta ganó también el premio de “Atleta Femenina del Año”, aunque para el Mundial de Gimnasia de 1978 ya había sufrido varios problemas y en esta competencia se le notó un poco subida de peso, y debido a una caída que tuvo en las barras asimétricas obtuvo el cuarto lugar.

En el Mundial de Estados Unidos 1979 fue hospitalizada, pero, en contra de las ordenes de los médicos, regresó para competir, logrando un 9.95 en barra de equilibrio, obteniendo así, la primera medalla de oro en la historia de los Mundiales para Rumania.

En los Juegos Olímpicos Moscú 1980, Comaneci logró un total de cuatro medallas: oro en la barra de equilibrio y en manos libres y plata por equipos y en el all around.

A lo largo de su carrera, la rumana logró un total de nueve medallas olímpicas: cinco de oro, tres de plata y una de bronce, antes de retirarse a los 20 años del deporte olímpico.