Tags: saltillo, ramos arizpe, arteaga


Arteaga.- A pesar de que en Saltillo y Ramos Arizpe se prohibió la venta de cohetes y material pirotécnico durante la temporada navideña, bazookas, cañones R-15, chifladores, cebollitas, hormigones y una amplia variedad de artefactos pirotécnicos podrán estar al alcance de los que deseen pasar unas explosivas y coloridas fiestas.

La dependencia de la Sexta Zona del Estado Mayor concedió el permiso 692 para la venta de artificios pirotécnicos desde el 17 de octubre pero los 11 puestos apenas se instalaron en los terrenos de la granja Santa Isabel, ubicada entre la carretera 57 y el Libramiento Óscar Flores Tapia, en el municipio de Arteaga, a partir del 1 de noviembre.

“A ellos les autorizan el desarrollo de compra-venta en estos módulos de venta con este permiso general que finaliza el 31 de diciembre el general de brigada Fernando Gómez. De hecho se están instalando y dentro de las precauciones se contará con extinguidores, agua y arena para cada local y por lo pronto todo está en regla”, aseguró Víctor Hugo Martínez, director de Bomberos y Protección Civil en Arteaga.

Martínez reiteró que junto a la prohibición de la comercialización en Saltillo y Ramos Arizpe, los locatarios pueden esperar un incremento en sus ventas.

“Todo lo que es juguetería pretenderán venderlo y como en Saltillo está prohibida la comercialización creo que aumentará la venta aquí y pues tienen un permiso general para realizar la venta de cohetes que son autorizados por la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena)”.

Por su parte, Sergio Robles Castillo, locatario de esta Feria, señaló que decidieron ponerse hasta esta fecha con el propósito de mejorar la venta durante el periodo decembrino, ya que los principales días de venta son la víspera de Nochebuena y el 31 de diciembre.

“Las ventas fuertes son el 24 y 31 y señalamos que no vendemos productos a menores de edad y vendemos hasta 10 kilos por persona, y que los compradores tomen tiempo para venir porque la experiencia de seis años anteriores nos demuestra que siempre llegan en estos días y no tienen una atención completa porque a pesar de que somos 11 puestos son demasiados compradores, por eso los invitamos a que vengan antes, durante estos días, para que encuentren toda la mercancía que desean”, mencionó.

Robles explicó que aunque la venta está abierta y se pueden encontrar cohetes desde 2 hasta mil pesos, así como paquetes elaborados desde 100 pesos, la venta restringe a los menores de edad y además los obliga a vender como máximo 10 kilos de estos artefactos por persona.

“Tenemos palomas que desde los 10 pesos y cohetes que valen mil pesos y son artificios elaborados para un espectáculo de luces muy bonito. Es una experiencia de seis años la que nos avala y esto nos dice qué debemos vender; en este año por la situación que atraviesan las ciudades metemos más luces para evitar cualquier cuestión de riesgo en cuanto a los truenos o detonaciones”.