Tags: yucatán, saltillo, profesor, méxico, escuela primaria, coahuila, abuso de menores, abdiel gilberti de jesús santos


Mérida, Yuc.- El maestro de sexto grado de primaria Abdiel Gilberti de Jesús Santos Fernández de nueva cuenta se negó a declarar por otra denuncia que interpusieron en su contra los padres de una pequeña alumna suya, de 12 años, a la que enamoró hasta sostener relaciones íntimas con ella.

Este profesor fue presentado en las rejillas de prácticas del Juzgado Cuarto Penal, ahora acusado de los delitos de corrupción de menores e incapaces y estupro, es decir, por haber tenido relaciones sexuales con la menor mediante el engaño de que se casaría con ella.

La denuncia fue interpuesta, de nueva cuenta, por el señor M.A.D.F., en agravio de su hija S.D.G., que cuenta con 12 años y 11 meses de edad.

EL CORTEJO

En esta ocasión, salió a relucir que desde hace seis meses el individuo, aprovechando que la niña tenía problemas con sus padres, se dedicó a enamorarla.

Primero le empezó a mandar cartitas de amor y después a hacerle regalos y entregarle unos pesos, incluso hasta le regaló un teléfono celular para que se pudieran comunicar.

Por su edad, la menor no tiene la capacidad legal para comprender la magnitud de sus actos, además de que el ahora procesado, para que ella no resultara embarazada, le proporcionaba "pastillas del día siguiente”.

Este maestro impartía el sexto grado en la primaria “Centro Educativo Kukulcán” del fraccionamiento Mulsay, donde estudiaba la menor.

Los encuentros amorosos que sostenían ambos se daban en casa de los abuelos de la adolescente, donde ésta vivía, en la colonia Salvador Alvarado Oriente, aprovechando que los demás dormían.

Sabedor de que cualquier cosa que dijera lo podría perjudicar, el maestro mejor decidió callar y esperar a que su abogado pueda presentar pruebas a su favor.