Tags: saltillo, mexico, luis armando reynoso lópez, la plazita, coahuila, aguascalientes


México, DF.- El “nuevo concepto de centro comercial” que abrió en abril en Aguascalientes con el nombre de La Plazita, es el nuevo negocio del ex gobernador de la entidad y su hijo, Luis Armando Reynoso López.

El 9 de abril, el hijo de Luis Armando Reynoso Femat presumía en su Facebook que faltaban “dos días más” para la apertura del inmueble. Una foto del logotipo en acero inoxidable colocado aún sobre el suelo acompañaba el comentario.

La Plazita actualmente alberga sucursales de Black Coffe Gallery, Doho & Co, Las Fabulosas Papas, Cabo Grill, y Summer Tales.

Fue construida por Cima, una de las compañías del Grupo Emporium, propiedad del ex gobernador.

El centro comercial iba a ser originalmente una gasolinera, pero no pudo concretarse este proyecto, de acuerdo con una investigación publicada en junio de 2011 por la revista “Tribuna Libre”.

En marzo de 2011, según un acta obtenida por la revista, la Secretaría de Desarrollo Urbano de Aguascalientes analizó cuatro peticiones de permiso para locales que albergaran una “estación de servicio y locales comerciales”.

La segunda propuesta correspondía al predio ubicado en avenida Colosio número 400, fraccionamiento Granjas Campestre. Es la misma dirección donde ahora se ubica La Plazita.

La compañía dueña del terreno sólo pudo utilizar el permiso para locales comerciales, porque los vecinos se opusieron a la estación de la gasolinera.

La solicitante del permiso remite nuevamente al ex gobernador y su hijo. Se trata de Servicios y Comercializadora Nacional, conformada por tres socios.

Fue constituida el 12 de octubre de 2009, es decir, el mismo día en que se compraron dos terrenos y un lote comercial en Texas.

Su socio mayoritario es la empresa Investment Support, cuyo representante en 2011 era el contador del “princeso”, Rafael Alejandro Molina Castillo.

El otro socio que gestionó la gasolinera sería el segundo prestanombres más importante de Luis Armando: Juan Luis Núñez, uno de los promotores más activos de La Plazita en redes sociales.

Los registros públicos en Aguascalientes consultados por Tribuna Libre mostraron que el 25% de las acciones de Investment Support estaban a nombre de la compañía Sailor Meta Grupo, cuyas dueñas oficiales eran la hermana y la madre de Núñez.

Son socios de otras cuatro compañías relacionadas, todas abiertas entre 2009 y 2010.

Molina Castillo, el contador del “princeso”, también era funcionario en otra de las empresas de la familia Núñez.

Juan Luis Núñez es uno de los amigos más cercanos de Luis Armando Reynoso López. Estuvo en su fiesta de cumpleaños, ha viajado con él y ha sido su compañero en “muchas borracheras”, refieren dos de sus conocidos.

Esto explica que haya pasado de ser una persona con ingresos modestos, a un empresario exitoso que presume en sus redes viajes a Portugal y Estados Unidos.

¿AMIGOS O SUBSIDIARIA?

Hasta ahora el centro comercial no cuenta con portal web sino con una página en Facebook.

Sólo tiene vínculos con cuatro empresas, tres de ellas son de Reynoso Femat: Grupo Emporium, Fundación Emporium y Gas One.

También fue este Grupo el primero en difundir una foto del inicio de las obras de su construcción. “La primer plaza en Aguascalientes con acabados premium! (sic)”, presumían en noviembre del año pasado.

Varios testimonios de trabajadores confirmados por Reporte Índigo indicaron que el propio ex gobernador panista había supervisado las obras.

“Llegaba en una camioneta de lujo y con escoltas, porque todavía tiene escoltas”, dijo a Reporte Índigo una fuente que solicitó no ser identificada.

En la imagen del proyecto en Facebook, dos de los “interesados” fueron Luis Armando Reynoso Femat y Olga Reynoso Femat, hermana del ex gobernador.

También en noviembre pasado La Plazita compartió una felicitación de Grupo Emporium por el Día de la Armada de México.

Entre sus amigos el “princeso” ha presumido La Plazita y varios aseguran que “él siempre está ahí”.

FIANZA CON DESCUENTO

El lunes venció el plazo para que el ex gobernador hidrocálido pagara la fianza de 11 millones de pesos contra la orden de aprehensión que le fue girada.

El ex mandatario no pagó, ya que intenta negociar un “descuento” para cubrir solamente 8 millones de pesos.

Mientras el juez encargado de la causa no resuelva qué pasará con esta cifra, aún no puede ser llevado a prisión.

Hasta el fin de semana, padre e hijo seguían en Aguascalientes, “como si no pasara nada”.

Al “princeso” incluso lo vieron sonriente, tranquilo, en su camioneta, libre por la calle bajo el amparo que obtuvo, y planeando su viaje a Puerto Vallarta este fin de semana.