Tags: xaviel olea, tabasco, nacajuca, marliz cupil lópez, josé manuel saiz, granier, el litigante llamó a los medios y cupil lópez recibió uno por uno a los reporteros que querían escucharla en su habitación hospitalaria. las entrevistas duraron entre 10 y 15 minutos,, coahuila, andrés granier


México, DF.- Asesorada por el abogado Xaviel Olea, Marliz Cupil López, secretaria de José Manuel Saiz, tesorero del gobierno de Tabasco durante el gobierno de Andrés Granier, dijo haber sido privada de su libertad, golpeada y amenazada para que firmara una declaración en la que ella habría aceptado que su jefe era el propietario de los 88.5 millones de pesos recientemente localizados en una vivienda que se ubica en el municipio de Nacajuca.

Desde una cama de hospital en la que no estaba su expediente clínico, no se podía hablar con el médico que la atendía y a los periodistas se les hizo firmar una carta para no revelar datos supuestamente confidenciales del nosocomio, Cupil López, con una bolsa de suero conectada a su brazo y las piernas vendadas, dio diversas entrevistas a medios de comunicación y su versión de lo que le ocurrió durante la noche del martes y hasta la tarde del miércoles.

El litigante llamó a los medios y Cupil López recibió uno por uno a los reporteros que querían escucharla en su habitación hospitalaria. Las entrevistas duraron entre 10 y 15 minutos, y al final algunos comunicadores intercambiaron algunas impresiones de sus encuentros, y descubrieron que la secretaria de Manuel Saiz modificó algunos pasajes o detalles de lo que le ocurrió, entre ellos, el número de veces que sus presuntos agresores la cambiaron de vehículo, los sitios a los que la llevaron y hasta la forma en que le cubrieron los ojos ya que a algunos les dijo que todo el tiempo había tenido una venda que le impedía observar, y otras veces, que era un vendaje a través del cual podía ver si se esforzaba, y que al darse cuenta sus captores le colocaron una capucha negra.

Asimismo, ella afirmó que los 88.5 millones de pesos habían sido “sembrados” por sus captores en las oficinas que se localizan en la parte superior de una ferretería de su propiedad, y que son utilizadas como despacho contable por Manuel Saiz. Oficialmente el dinero fue localizado en una casa propiedad del ex tesorero en Nacajuca.

El litigante Javier Olea, ha sido defensor del obispo Onésimo Cepeda en una acusación de fraude cometido en contra de Olga Azcárraga Madero; asimismo, la ex esposa de Raúl Salinas, Paulina Castañón.