Tags: raúl muñoz leos, pemex, paulina romero deschamps durán, nacional, megamulta, carlos romero deschamps


México.-Si alguien duda de que Pemex rinda frutos es porque no conoce la opulencia con que vive Paulina Romero Deschamps Durán, hija del líder del sindicato petrolero Carlos Romero Deschamps.

Esta joven viaja por todo el mundo en jets privados, come en restaurantes exclusivos, usa bolsas Hermès de hasta 850 mil pesos y se pasea en yate con sus tres mascotas, los bulldogs ingleses Keiko, Boli y Morgancita. Incluso, por ser clienta distinguida, puede entrar con ellos a los salones VIP de Louis Vuitton y a hoteles de cinco estrellas en Europa.

Las imágenes de esos momentos que no tienen precio en la vida de Paulina Romero están en su perfil de Facebook, donde aparece como “Pauli Rod”.

En una de sus fotografías aparece con el líder sindical a bordo de un avión, a punto de partir el 17 de abril de 2010 a Parras de la Fuente, Coahuila.

Las imágenes muestran que sus bolsos preferidos son los que elabora la casa francesa Hermès, en especial el modelo Birkin, fabricado sobre pedido a base de finas pieles y en honor de la actriz de los 60, Jane Birkin.

Algunos de sus amigos suelen bromear sobre la opulencia y el trato que da a sus perros. “Eso es actitud, en mi otra vida quiero ser perra, jajaja”, comentó en su perfil una de sus amigas.

Paulina Romero también disfruta las comidas en uno de los restaurantes más sofisticados de México, el Nobu, propiedad de Robert de Niro, a donde ha ido acompañada por Jamil Nacif, hijo del polémico empresario Kamel Nacif, con quien también ha vacacionado en Acapulco.

En algunos de los restaurantes que visita suele tomar vino tinto Vega Sicilia 2004, cuyo precio oscila entre los 4 mil y 5 mil pesos por botella, además come carne de res Kobe, una de las más caras por su calidad.

Libra megamulta Raúl Muñoz Leos

Un tribunal federal canceló en definitiva la multa de 862 millones de pesos que la Secretaría de la Función Pública impuso en 2007 al ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Raúl Muñoz Leos, por una transacción en 2005 con el sindicato petrolero que resultó en un supuesto daño de mil 724 millones de pesos a las finanzas de la paraestatal.

El Décimo Sexto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa estableció que esta operación entre Pemex y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) ya no fue ejecutada durante la gestión de Muñoz Leos, sino en la de su reemplazo, Luis Ramírez Corzo, quien firmó el acuerdo respectivo el 25 de agosto de 2005.

Los magistrados señalaron, en sentencia del pasado 23 de abril, que Ramírez Corzo fue quien decidió firmar un nuevo convenio que dejó sin efectos al 10275/2004, pactado por Muñoz Leos en julio de 2004, por lo que no se puede atribuir a este último el daño patrimonial y, en consecuencia, la multa de 862 millones de pesos.

“En la suscripción del convenio de transacción de 2005 (Muñoz Leos) no tuvo participación alguna”, afirmó el tribunal, “pues como ya se vio, este último se realizó con la voluntad de los servidores públicos Luis Ramírez Corzo y Hernández, en su carácter de director general de Petróleos Mexicanos, y también por parte de dicha entidad y sus organismos subsidiarios, por el ingeniero Rosendo Villarreal Dávila como director corporativo de Administración y por el licenciado José Néstor García Reza como abogado general”.

No obstante, el tribunal confirmó al mismo tiempo la inhabilitación de 10 años para que el ex funcionario desempeñe un cargo en el servicio público, pues consideró que no estaba facultado para firmar el convenio 10275/2004, antecedente de dicha transacción, y a través del cual Pemex se comprometió a canalizar casi 8 mil millones de pesos al gremio.