×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace cerca de 2 años
[Cultura]

Cuál es el oscuro secreto detrás de estos 10 grandes genios

Agencias

Estas personas contribuyeron al desarrollo científico o artístico, pero también eran seres humanos malvados

Imprimir
Ciudad de México.- Contribuir al desarrollo humano, ya sea por medio de las ciencias, el arte o cualquier otra forma de producción y registro del conocimiento, indiscutiblemente lo transforma a uno en una persona importante, cuyo nombre debe ser recordado siempre. Sin embargo, lógicamente, esto no significa que estemos recordando a lo que solemos considerar una buena persona...

De hecho, de entre los infaltables nombres que protagonizan prácticamente toda la historia de la humanidad, aquellos que además son recordados por su benevolencia, buen carácter o empatía, son en realidad los menos, mientras que las personas menos agradables son las que más abundan entre los genios que han hecho el mundo en el que vivimos hoy.

Artistas, políticos, filósofos, científicos de toda índole, inventores y demás. No es una novedad, todos sabemos que así fue, es y será, pero aquí te dejamos apenas algunos ejemplos que son muy poco conocidos. Estos son 10 grandes genios de la historia que en realidad eran personas muy malvadas.

Te vas a sorprender...

10. Bobby Fischer



El mejor ajedrecista de todos los tiempos tenía una mente brillante, pero en el departamento de bondad era bastante deficiente. Bobby Fisher se hizo famoso por aplastar a sus rivales en el ajedrez, demostrando una sorprendente capacidad lógica y una destreza mental única, pero también alabó hechos tan deplorables como el atentado contra las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001, además de ser un declarado antisemita. Una persona llena de odio.

9. Aristóteles




El hombre en que se basan las teorías de muchas ciencias fue más que generoso al entregar tantos conocimientos y un increíble legado a la historia, pero también tenía un lado oscuro. Aristóteles era un misógino, nombre que se le da a las personas que odian a las mujeres. Según él, la mujer existía para ser una sirviente del hombre, a quienes se les debía dar menos comida y a quienes describió como una versión humana incompleta. Mucha filosofía, matemáticas y conocimiento, pero en el mundo de hoy, Aristóteles sería considerado un gran imbécil.

8. Isaac Newton



El padre de la Ley de gravitación universal se atribuyó a si mismo lo que no le pertenecía, lo que a ojos de cualquiera lo convierte en un desgraciado. Si bien Newton desarrolló la matemática detrás de la fuerza de gravedad, el autor de la idea era Robert Hooke. ¿Quién? Exacto, nadie sabe sobre su vida, ya que Newton se dedicó a arruinarla y hundirlo. No solo le negó el crédito que le pertenecía, sino que lo insultaba con frecuencia en sus escritos. Era tanto su odio contra Hooke que, tras la muerte de éste destruyó el único retrato que se tenía de su peor enemigo.

7. John Lennon



Nos invitó a imaginarnos un mundo en que viviríamos en paz y llenos de felicitad, pero John Lennon no era exactamente un santo, sobre todo en sus relaciones amorosas. Lennon acostumbraba golpear a las mujeres y no solo las agredía brutalmente, sino que se jactaba de ello, tal como muestra una entrevista que le hizo la revista Playboy. Gracias a su fama, su carácter violento no aparece en la historia.

6. Thomas Edison



Bien, quizá este no sea el que más sorprenda, pero ha sido tan reverenciado durante tanto tiempo, que siempre vale la pena recordar su carácter ruin y malintencionado. Famoso por sus inventos, Thomas Edison era un hombre muy respetado, pero eso no significaba que él respetara el trabajo de otros, ya que simplemente se los robaba y los presentaba como suyos. Una de sus principales víctimas fue Nikola Tesla. Edison no solo era un ladrón intelectual, sino que también era un tipo muy cruel con los animales, al punto tal que llegó a matar varios cachorros de perro para probar el poder de sus inventos e incluso electrocutar un elefante para darle mala reputación a Tesla. Hoy en día sería perseguido por PETA.

5. Nikola Tesla



Por mucho que nos duela reconocerlo, Nikola también fue una persona poco agradable y no esta mal aceptarlo, pues como ocurre en todos y cada uno de estos casos, nadie nace para hacer el mal. Nikola Tesla era un fuerte defensor de la eugenesia, una practica en la que se selecciona a los "mejores humanos para procrear", dejando de lado a los indeseables en procura de la creación de una raza humana superior. Tesla tenía problemas de autoestima, nunca se casó ni tuvo hijos y quizá sus altas exigencias así como su incapacidad para ponerse en el lugar de los demás, fueron algunos de los factores que no se lo permitieron.

4. Virginia Woolf



Una de las escritoras más importantes de la historia, no hay ninguna duda al respecto, llevó el nombre de la mujer alto en una industria dominada por el machismo. Parece admirable, pero aún así, Virginia Woolf era una persona altamente elitista, al punto de discriminar abiertamente a quienes consideraba de clase social inferior. Para Woolf existía una clase social superior que tenía derecho a holgazanear y leer sus libros, por otro lado estaba la servidumbre. Después de su muerte se encontraron sus diarios, en donde habla del desprecio por el personal doméstico y de como la clase trabajadora era inherentemente estúpida.

3. Gustave Flaubert



El autor del canónico Madame Bovary y uno de los novelistas más grandes de la historia era un artista muy complejo. Siempre obsesivo en alcanzar la perfección en sus obras y para él ningún aspecto estético o artístico podía quedar descuidado. Claro que esto no esta mal, pero el hecho es que, por otra parte, el detallista Gustave Flaubert era un pedófilo y un pederasta que con frecuencia pagaba por tener sexo con niños. Si hay algo más despreciable que eso, no lo conozco.

2. James Cameron



Sí, el más desubicado en el listado (no es comparable a ningún otro), pero por ser contemporáneo, valió la pena incluirlo. El afamado director de dice, con películas como Titanic, Terminator y Avatar, entre otras, en su historial, parece transformar en oro toda producción cinematográfica que cae en sus manos, pero su gran talento está acompañado por un ego aún mucho más grande. James Cameron no tiene censura en ver al resto con inferioridad. Famosa es su frase “Cualquiera puede ser un buen padre o esposo, pero sólo cinco personas en el mundo puedes hacer lo que yo hago y prefiero eso.” Ahora entiendo por qué se divorció cuatro veces.

1. Richard Wagner



Un talento musical indiscutible que nos regaló grandes sinfonías y operas, pero también fue un ser humano despreciable. El excepcional Richard Wagner era un reconocido antisemita profundamente racista, siendo una de las grandes inspiraciones para Hitler, que lo consideraba un gran amigo, y un ícono para el nefasto nacionalismo alemán. Para él la sociedad occidental estaba condenada por el mestizaje. Por si no basta con eso, Wagner tuvo como mentor a otro genio de la música: Franz Liszt. Wagner tuvo una relación con la hija casada de Listz, quien tuvo dos de sus hijos en secreto mientras seguía con su marido. Como entenderán, Liszt no estaba feliz.

Como ven, los genios pueden ser tan malos como cualquier otra persona, incluso peores gracias a la influencia que tienen en la gente, el ego y por sobre todas las cosas: el poder, tal como lo demostraron estos 10 grandes genios de la historia que eran malvados.

TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace 21 horas
[Internacional]
hace cerca de 16 horas
[Espectáculos]
hace 11 horas
[Espectáculos]
hace 17 horas
[Futbol]
hace cerca de 22 horas