México.- Los cuerpos de los 56 migrantes centroamericanos y sudamericanos asesinados en el estado de Tamaulipas podrán permanecer como máximo un año en las instalaciones del servicio Médico Forense (Semefo) del Distrito Federal, antes de ser enviados a una fosa común.

Autoridades del Tribunal superior de Justicia del DF, que administra al Semefo, informaron que todos los cadáveres han sido ubicados ya en el área de anfiteatro, el cual tiene una capacidad máxima para 200 restos mortales.

En total, los cuerpos depositados corresponden a 43 hombres y 13 mujeres, todos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) , cuyos especialistas realizarán una serie de pruebas en materia de antropología forense y genética.

Los cadáveres podrán permanecer un máximo de 12 meses en el área de anfiteatros, y a la espera de ser plenamente identificados y reclamados legalmente por las representaciones diplomáticas de sus respectivos países.

En caso de que lo anterior no ocurra, se determinaría su traslado a una fosa común, como lo indica el reglamento del Semefo.

Cabe señalar que desde el pasado miércoles la policía capitalina mantiene un discreto operativo de vigilancia en torno a las instalaciones del Servicio Médico Forense, ubicado en la colonia Doctores.