Saltillo.- La Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGEC) deberá acatar la medida del ayuntamiento de Saltillo y respetar los artículos del Reglamento de Tránsito Municipal, donde se establece que los vehículos oficiales no podrán transitar con vidrios polarizados.

El gobernador de Coahuila, Jorge Juan Torres López, expuso que todos los elementos de la corporación deberán adoptar dicha medida, sólo se respetarán aquellos vehículos que traigan el polarizado de fabrica.

El próximo 25 de marzo vence el plazo acordado por el ayuntamiento de Saltillo para tal medida, y quien no haya acatado tal disposición se hará acreedor a multas de hasta 25 salarios mínimos.

Por su parte, el alcalde de Saltillo, Jericó Abramos Masso, reiteró tal disposición, y dijo que se deberá retirar el polarizado de las patrullas y vehículos oficiales, tanto de municipio como de la FGEC.

“Yo lo que platiqué con el fiscal de que le hacíamos la respetuosa invitación a que lo hiciera, y me dijo que con mucho gusto lo iba a hacer”, comentó.