Dallas, EU.- Autoridades de Estados Unidos han detectado en los últimos años nuevos métodos para introducir droga a su territorio, el más reciente una catapulta con la que narcotraficantes mexicanos lanzaban bultos de mariguana por encima de la frontera.

El constante aumento de la vigilancia fronteriza ha obligado a los traficantes de droga a modificar sus estrategias para no ser detectados y ello quedó de manifiesto el miércoles, cuando las cámaras de vigilancia captaron a varios hombres usando una catapulta.

Los traficantes adaptaron ese sistema inventado en la época del Imperio Romano para lanzar piedras y jabalinas a ejércitos enemigos, a fin de arrojar la droga por encima de la valla fronteriza, pero finalmente las nuevas tecnologías se impusieron.

El novedoso método de contrabando fue detectado a través de un sistema de vigilancia remota mediante cámaras de video, que es utilizando para supervisar zonas apartadas de la frontera en el área de Naco, sur de Arizona.

La Patrulla Fronteriza informó que el sistema estaba siendo operado por soldados de la Guardia Nacional el viernes pasado cuando fueron detectadas varias personas al sur de la barrera que marca el límite internacional, alistando una catapulta de varios metros de largo para lanzar paquetes de mariguana.

La corporación precisó que sus agentes contactaron a las autoridades mexicanas, que acudieron al lugar e interrumpieron el uso de artefacto, que había sido colocado por los traficantes sobre una carreta remolcada por un vehículo.

Las cámaras captaron la huida de los traficantes antes de que fueran interceptados por las autoridades mexicanas, que luego informaron haber encontrado en el sitio alrededor de 20 kilogramos de mariguana.

El video que muestra el uso de la catapulta comenzó a ser ampliamente difundido por las cadenas de televisión de Estados Unidos luego que la Patrulla Fronteriza lo hizo público.

A lo largo de los años, los traficantes de droga han usado diversas formas de contrabando.

Una de las más usadas y peligrosas es la de ingerir paquetes para esconder generalmente cocaína y heroína en el estómago y cruzar las aduanas internacionales.

Este método ha sido tan común y es tan bien conocido por los agentes aduanales que ahora se ha trasladado a animales.

Las autoridades estadunidenses han reportado el creciente uso de cachorros de distintas especies, que son abiertos mediante cirugía para colocarles la droga en sus estómagos.

Los traficantes han llegado a moldear la cocaína para hacer con ella distintas figuras y tratar de exportarlas como piezas de cerámica.

Una estatua de Jesucristo hecha de yeso mezclado con cocaína fue interceptada por agentes aduanales en el cruce fronterizo de Laredo, Texas, en 2008. La efigie contenía más de tres kilos de la droga.

Los traficantes llegan también a fingir estar fracturados de sus brazos y piernas para cruzar “enyesados” a Estados Unidos. Sus entablillados, empero, no son colocados por médicos, sino por ellos mismos y llegan a contener más de 50 por ciento de cocaína.

En 2007 un hombre trató de cruzar la frontera estadunidense con un cargamento de más de 42 botellas de un líquido cristalino que aseguró a los agentes aduanales era “agua bendita”, pero que en realidad se trataba de Ketamine, un fuerte anestésico usado en medicina y que produce alucinaciones.

Otro método que se ha visto con relativa frecuencia es el usado por mujeres traficantes y que consiste en esconder la droga en pañales de bebé, enrollados como si hubieran ya sido usados por el infante y rodeados de otros que efectivamente fueron utilizados.

Las mujeres también fingen con frecuencia estar embarazadas, pero lo abultado de su vientre no se debe a que estén encintas, sino al volumen de droga que transportan.

A las mujeres traficantes se les facilitan algunas formas de contrabando por sus múltiples accesorios y maquillaje. Las autoridades estadunidenses han detectado cocaína esparcida ligeramente en las “extensiones” de cabello, y dentro de pelucas.

Dosis de heroína han sido colocadas incluso dentro de juguetes sexuales, así como en tacones y suelas de zapato.

Los agentes aduanales han encontrado en diversas ocasiones mariguana dentro de latas selladas de chiles jalapeños y otros productos; también esta droga ha sido encapsulada en piezas de concreto, como mesas y bancos.

Visit msnbc.com for breaking news, world news, and news about the economy