Tags: sacerdote católico, procuraduría general de justicia de querétaro, pgje, pgje, pgje, coahuila, arturo méndez camacho, abuso de menores


Querétaro.- La Procuraduría General de Justicia de Querétaro (PGJE) detuvo al sacerdote católico Arturo Méndez Camacho, quien es acusado de abuso de menores.

De acuerdo con reportes de la prensa local, el clérigo fue capturado ayer por la noche cuando salía de la iglesia de San Antoñito, ubicada en la capital del estado, tras oficiar una misa.

No está claro cuántas son las acusaciones que tiene en su contra. Se habla en plural, es decir: podría tratarse de más de un caso de abuso.

Según la prensa local, el cura detenido fue muy cercano al Papa Juan Pablo II. Él mismo, y sus cercanos, lo habrían referido así durante mucho tiempo; Méndez Camacho cumplió 30 años “de sacerdocio” y el evento fue ampliamente difundido por diarios locales.

El sacerdote estudió Derecho Canónico en Roma, Italia. Fue ordenado sacerdote en 1983 por el entonces obispo de Querétaro, Alfonso Toris Cobián, en la iglesia de San Francisco de Asís, en la comunidad de La Llave.

Ayer mismo, la Diócesis de Querétaro emitió un comunicado en el informa que Méndez Camacho será separado de sus funciones para que se investiguen los hechos.

Expresa su confianza en que se aplique la ley ”con justicia, y se llegue a la verdad”.

“Sus abogados darán mayor información sobre los hechos y proceso legal que se sigue. En este momento el sacerdote no ejercerá su oficio”, dice el boletín.

“Creemos en el estado de derecho, y en la aplicación justa de las leyes. Pedimos a Dios se llegue a la verdad ante este hecho doloroso”, expresa la Diócesis.

México, con una de las mayores poblaciones de católicos, figura entre los países en donde más abusos sexuales han cometido los sacerdotes católicos.

En México, por ejemplo, el cura Marcial Maciel Degollado fundó la Legión de Cristo; no fue sino hasta hace algunos años que se dio a conocer que abusaba sexualmente de menores.

Durante años fue protegido tanto por autoridades religiosas como civiles.

En 2009 se supo que el cura era padre de una joven española. Los legionarios así lo informaron a través de un comunicado, en febrero de 2010.

Aunque Maciel Degollado fue considerado un depredador sexual –violó niños y tuvo relaciones prolongadas con varias mujeres–, pero jamás pisó la cárcel.

Murió en Estados Unidos, sin perder su estatus dentro de la iglesia católica.