Tags: seguridad de ramos arizpe, ramos arizpe, jorge rodríguez rendón, fernando narváez pecina, coahuila


Ramos Arizpe, Coah.- Dos borrachos que festejaban la Semana Santa a su manera, terminaron tras las rejas por osados, al ser sorprendidos por la Policía mientras escandalizaban en la vía pública durante la madrugada de ayer.

Las calles de la colonia Analco fueron el escenario donde Jorge Rodríguez Rendón, de 30 años, y Fernando Narváez Pecina, de 39, hicieron de las suyas sin medir sus excesos con el alcohol, ya que los efectos de la bebida fueron los causantes de su encierro.

Y es que al calor de las copas que se estaban recetando, los ebrios sujetos sacaron a relucir sus diferencias discutiendo de manera airada, provocando el escándalo que rompió el silencio de la noche despertando a los vecinos de la calle Palenque.

Debido a eso, los ofendidos residentes dieron aviso a las autoridades, que minutos después, respondieron con el envío de una patrulla para que calmara los ánimos y regresara el orden perdido a gritos por los hombres.

Una vez tras las rejas, los briagos fueron interrogados por la juez calificador en turno, asegurando no recordar nada de lo ocurrido ni mucho menos porqué estaban encarcelados en una celda que compartían con otros infractores.

Gracias a la falta administrativa cometida por los parranderos, las autoridades los tendrán bajo su tutela hasta que paguen la multa correspondiente o bien, concluya el tiempo reglamentario que marca la ley.