Tags: saltillo, padre gofo, coahuila


Saltillo.- La intervención activa en la política coahuilense, así como la presunta incitación a sus feligreses al voto por el Partido Acción Nacional de la que ha sido señalado Adolfo Huerta Alemán, conocido como “padre Gofo”, confronta la opinión de los principales partidos políticos.

Mientras que el PRI exige atención por parte de las autoridades competentes al respecto, el PAN reconoce su activismo como una obligación y el PRD ve una reacción ante la intolerancia por las críticas al Gobierno.

“O se es padre o se es político”, dijo Gustavo de la Rosa, miembro del Partido de la Revolución Democrática en el estado (PRD).

Por su parte, Carlos Orta Canales, presidente del PAN en el estado, mencionó que la Iglesia está obligada a participar en la vida política de su comunidad y no quedarse con los brazos cruzados. Insistió en que en el catolicismo están obligados a señalar lo que está bien y lo que está mal.

Expresó su reconocimiento por la valentía que ha mostrado el sacerdote, con quien ha coincidido en diversas marchas donde se critican temas como la deuda pública y las irregularidades que se siguen investigando.

“Se nota que es un manipuleo del PRI a través de sus líderes seccionales por una molestia que saben que les está haciendo mella (…) tiene un valor cívico y moral de señalar lo que está bien y lo que está mal”, indicó Orta.

Finalmente, Luis Gerardo García, presidente del PRI en el municipio de Saltillo, calificó como grave estos hechos, sobre los cuales la autoridad electoral correspondiente debe poner atención.

“No estoy en contra de que él opine o participe de manera individual, pero sí del hecho de que, aprovechando el atrio y la sotana, haga comentarios contra o a favor de un partido político”, dijo.