México, DF.- A la hora de solicitar la pensión, la mayoría de los mexicanos se encuentra confundida sobre qué hacer, qué alternativa elegir o simplemente a dónde acudir.

El primer paso para solicitar su Pensión por Cesantía en Edad Avanzada, o bien, por Vejez, es obtener un documento llamado resolución de otorgamiento o negativa de pensión, para poder después seleccionar el régimen que más le conviene. La Ley vigente del Seguro Social estipula que aquellos que comenzaron a cotizar antes del primero de julio de 1997 pueden optar por jubilarse con el régimen 73 o bien el régimen 97.

Esta fecha marca la entrada en operación de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) y por ello, quienes hayan comenzado sus cotizaciones con la ley anterior (de 1973) y hayan continuado haciéndolo en su Cuenta Individual después de 1997, pueden optar por el régimen de su preferencia.

Las ventajas de un plan sobre el otro dependerán completamente de las características particulares de cada historial.

El trámite

En caso de que el trabajador cumpla con los requisitos, deberá decidir bajo qué régimen quiere retirarse y 21 días naturales después de entregar la documentación necesaria recibirá la resolución de otorgamiento de pensión por parte del IMSS. Hasta el momento, salvo algunos casos específicos, la mayoría de los jubilados optan por el régimen 73, ya que al haber invertido dinero en su Afore sólo durante poco más de una década, es mayor la pensión que reciben con la ley anterior. Si el asegurado opta por esta pensión, tramitará dicho pago directamente con el IMSS y tendrá derecho a retirar de su Cuenta Individual las subcuentas de SAR 92, Vivienda 92 y Retiro 97, mientras que en el régimen 97 sólo podrá obtener las dos primeras. Si el IMSS otorga una resolución de negativa debido a que el trabajador no cumple los requisitos para jubilarse, éste tendrá derecho a retirar de su Cuenta Individual las subcuentas SAR 92, Vivienda 92, Retiro 97, Vivienda 97, Cesantía en Edad Avanzada, Cuota Social y Cuota Estatal.

Planes del régimen 97

Para esta opción de jubilación existen tres planes de retiro:

1 Renta vitalicia

El plan de renta vitalicia se debe contratar directamente con una aseguradora o entidad financiera autorizada para pensionar al trabajador.

En esta modalidad se toma en cuenta la edad del asegurado, su expectativa de vida y el monto ahorrado en su Cuenta Individual para calcular una mensualidad que se le otorgará mientras se encuentre con vida.

Bajo ciertas condiciones, los dependientes económicos del asegurado podrán reclamar dicho pago una vez que el pensionado fallezca.

2 Retiro programado

El segundo esquema es el retiro programado, en el que se hace un contrato con la Afore para recibir los recursos de la Cuenta Individual.

En este plan se calcula la mensualidad que recibirá el jubilado desde el momento de contratación hasta su expectativa de vida. En la Cuenta Individual deben existir fondos suficientes para que esta mensualidad sea mayor que la renta vitalicia.

3 Retiro con pensión mínima garantizada

Finalmente, el retiro con pensión mínima garantizada aplica para personas que no ahorraron lo suficiente para tener una renta vitalicia superior al salario mínimo del Distrito Federal.

Estos jubilados recibirán de forma vitalicia mensualidades equivalentes al SMDF, que serán pagadas por el IMSS.

Más información en:
http://www.cofemer.gob.mx
http://www.consar.gob.mx
http://www.imss.gob.mx